30 may. 2013

Over the rainbow

Yo lo llamaría sensación de irrealidad, y en sí misma también es un problema.

 


Pero quien no justifica interiormente sus errores, acaba por volverse implacable consigo mismo.




Nunca le esclavizaron sus sueños, su asombro se abría en el perfecto término medio.



Sombras, sombras para conciliar la carne y la luz.

29 may. 2013

Impuro

Pero sublimar el lado humano frente a la parte animal, consistía en ahondar peligrosamente en la propia naturaleza.
 
 
A ratos juraría que, más que una enfermedad, la esquizofrenia es un viaje psíquico.
 
 
 
 
 
 

28 may. 2013

Dos sedimentos

Y esa sensación impúdica, obscena de lo sentimental. Hay tantas, tantas formas de mostrarse. Tanta educación que no puede borrarse.
 
 
Por hoy, con poder autocompadecerme sin tener por qué autodespreciarme al mismo tiempo, me conformo.
 
 
 
 
 


26 may. 2013

Plenitud


No hay hogar en la cumbre. A la cumbre se llega en lo hondo. Hay que abrirse paso entre fosas comunes y desiertos sin luna.

Luego, sí: la cumbre.


Su espacio se abre limpio en las ramas. El aire se vuelve naranja y dorado, y es hermoso quererse y haber esperado.

Pero ningún ascenso es hogar, para llegar a la cumbre uno debe perderse buscando lo que ya había encontrado.

Más cosas pendientes

Hallar una cura a través de la literatura, supone rechazar toda vanidad superficial y cerrar el círculo escribiendo siempre y unicamente para uno mismo.
 
***
 
La peor vanidad romántica surge de considerar el amor como un fin en sí mismo, más que como un proceso que bien podría estar relacionado con la problemática más profunda de la existencia.
 
 

24 may. 2013

Disperso

Pero tiene que haber un término medio. El refinamiento, en su estado más puro, es una suerte de mecanización. La naturalidad, también llevada al extremo, conduce solo al embrutecimiento.

 

Y yo le repito a usted, señorita, que aquello fue un conflicto de carácter moral, no de tipo sexista.
 


Perdón por el desorden. Llevo toda una vida dándome por aludido.
 


Y sí: la visión interior es la visión espiritual. Pero lo interior, en sí mismo, no tiene ninguna estructura moral. Esa ingenuidad puede salirnos cara.

21 may. 2013

Filosofía

¿Sabes? Durante toda mi vida he tenido la impresión de ser de esas personas a las que el tiempo acaba dando la razón en muchas cosas o en casi todo. De ahí que mi existencia haya sido un constante ejercicio de paciencia. Por eso siempre acabo cansándome, porque tener la razón o no diez años después es del todo absurdo. Y como llegar a conciliar esto con la mayoría de la gente en tiempo real es literalmente imposible, todas mi opiniones, mis creencias y mis certezas, todo cuanto pienso, sí, acaba por no servir de nada.

Ética y estética

Pero nosotros, ¡pobre de nosotros!, vamos al museo y no vemos la Monna Lisa. Solo un cuadro muy caro que pintó alguien famoso.

18 may. 2013

Multitud


Veo en ti la intensidad. No el disfrute.
(Técnica mixta, din a4)

De rositas

Uno de los grandes prolegómenos de la enfermedad, es que uno puede llegar a perder la noción de cuando está bien y cuando está mal. O algo así. Cuando uno está mal, lo nota, sí. En cambio, nunca queda del todo claro si ciertos sentimientos de plenitud, no estarán asociados a cierta poética del dolor, al delirio o a esos trastornos digestivos (como la dipepsia), que acompañan a los transtornos emocionales de carácter grave.

Tentativa para cerrar un círculo


Una generación entera que profesa admiración hacia la gente "quemada", llegando incluso a ver dicho estado vital como una meta; es, sin duda, una generación que no ha sabido o no ha podido desarrollar correctamente lo más preciso de su propia humanidad.


***


La autocompasión atonta. La piedad de otros, experimentada siempre de forma natural, evita que el dolor nos envilezca.
 
 ***
 
Por supuesto que eres especial. No te jactes de ello. Nuestra verdadera complicidad se da cuando no te jactas de nada.
 
***
 
 Inteligencia: actitud abierta del que pone su propio juicio en duda.
 

17 may. 2013

Desentierro

Que por qué el hartazgo? Fácil. Algo me hizo sentir que la vida entera era una prueba.

Hiciera lo que hiciera, nunca era suficiente.

Demasiado humano

Lo cierto es que aquella vocación pictórica bien podía haberlo condenado. El ansia de captar la luz que percibía a través del prisma de la enfermedad, era a ratos de una intensidad violenta. Esto le llevó en no pocas ocasiones a confundir la idea de curarse con la de no volver a pintar más.





16 may. 2013

Critianismo vs. Budismo

Y sí, defiendo la libertad de culto. Sé que, a nivel empírico, tengo todas las de perder. Pero parto de la concepción de una sociedad en que el estado no estuviera podrido como un viejo cadáver. En ese caso, el sentimiento religioso de sus habitantes, no tendría por qué alimentarse de un constante y cruel malentendido.
 
***
 
Entre el dolor y el vacío eternos, me quedo con lo segundo. El vacío, al menos en su concepción más simple, es lo intermedio, el espacio en que redireccionar el tránsito.

No obstante, la verdadera capacidad de elección consistirá siempre en no recalar nunca más de lo debido ni en lo uno ni en lo otro.

Así, puestos a ser libres, la verdadera dignidad de la elección habría de oscilar, en un mundo de no-esclavos, las más de las veces entre el placer y la alegría; pues la carne es triste, y uno todo lo ha leído.
 
***
 
¿Y no habrá un país intermedio en que dicha y piedad estrechen sus distancias, para dar de sí el más intenso claroscuro?

Deberes

Dónde el cuerpo verdadero,
el imperfecto, enrarecido,
el que agrava nuestros gestos.

Dónde, si no el nuestro.

Cualquier año de este siglo
dejaremos de soñar
tenues y almíbarados,
para dar por fin con nuevas
y dementes profecías.

¿Recuerdas?, dime que recuerdas.

Era un cuerpo que entregaba su desnudo
como si ya entonces careciera de alimento.






15 may. 2013

Culpa e inocencia

El gran problema de dañar la inocencia va más allá del daño en sí. El inocente, por serlo, no es capaz de concebir ni de sospechar de manera directa (no digamos, por tanto, de forma relativa) la maldad de ninguno de sus semejantes. Ni la de su agresor, ni la, supongamos hasta cierto punto tolerable, mezquindad del adulto corriente.

Tiende a culpabilizarse el inocente hasta de la herida implacable. Pues este no percibe -o no concibe- la caprichosa pulsión destructiva de quienes llegaron a volverse contra él.

Es por esto que todo el daño recibido (al menos él así lo infiere) es asimilado como "justicia" hacia lo que él supone su propia culpa, error o negligencia dentro de un cosmos moral apenas sugerido; ya que la verdadera inocencia es, dentro sus propios límites, incapaz de discernir correctamente lo que está bien de lo que está mal.

Kabutz

  

Lápices de color, din a4

13 may. 2013

Identidad

Era como si de repente, todo el mundo estuviera tratándole como algo que no quería ser.

Aunque, al igual, lo era.

11 may. 2013

Límites

Tensa el arco. Apunta hacia el infinito. Hacia el gris infinito. Donde la flecha ceda el rumbo, allí estará el límite, el talento: tú mismo.

El no-intérprete

Me pregunto algunas veces,
solo algunas veces,
si habrá por esas calles
alguien tan distinto a mí;
alguien que no sueñe,
que tan solo asimile
las diarias impresiones
del proceso que le ocupa vitalmente.

Sobre esto, lector,
al igual ya tienes tu verdad,
y lo que acabo de decir
es solo la ofensiva
del actor que ignora su papel
en la escena ya sobreentendida.

De ser así, espero sirva este poema
para hacerte sentir afortunado:
algunos somos ciegos tropezando
contra espejos que no pueden explicarnos.

Punto ciego

Hay algo, una opción, que inválida todo mi resentimiento y mi necesidad de lucha: la posibilidad misma de que el sufrimiento interior sea siempre algo invisible. De ser así, no habría indolencia ni negligencia que lamentar por parte de quienes me rodean.

Redactada, esta solución me resulta tremendamente ingenua. Pero a todo podemos acostumbrarnos.

7 may. 2013

Sobre el aire

También el aire es olvido. Respiremos. Toda plenitud consiste en borrar huellas. Mira. Allí, el pájaro. Vuela en ese aire. Ignora que el pasado transcurre todo el tiempo.

El verdadero aprendizaje debiera sernos viento. Vagar por ese aire libremente, sabiendo que el origen fue, que la memoria ha de ser dulce si a nadie convencemos.  

 

5 may. 2013

Cruces

Atiende, lector, la verdad que justifica estos rencores. Mi existencia tuvo siempre un matiz grotesco. De cuantos me rodeaban, la mayoría optó por rechazar mi sufrimiento. Pocos, muy pocos llegaron a conmoverse ante lo que me atormentaba. Y los que me despreciaron en tales límites, jamás consideraron justo razonar conmigo sus ardides...

A quien pensó que exageraba, dejo aquí la cínica sonrisa del que se sabe superior a un simio o a otra bestia más aciaga que los cerdos. Cuídense de mí, arrogantes, líderes, actores. Pues si algo al interior se quiebra, no duden de que mi presencia les hará gritar de modo tal, que ya nunca volverán a ser los mismos.

2 may. 2013

Lo que saben de ti

Solo cuando uno puede hablar sobre lo que le sucede abiertamente ante su entorno, esa parte de la propia identidad que se conforma según lo que los demás piensan o sienten sobre uno, se desarrolla de manera natural, sin atrofias. Toda angustia, inquietud o delirio derivados del desconocimiento o la negación que el individuo infiere desde el entorno hacia sí mismo, es producida por esa suerte de pudor que genera el rechazo que experimenta la mayoría de la sociedad hacia aquellos que, finalmente, se ven obligados a ocultar ciertos aspectos de su identidad a la hora de relacionarse.

El mal camino

Esa voz interior,
la que desea el vértigo.

A esa fuerza incansable
-de nada se arrepiente-
debo todo lo escrito.

Paisaje urbano

  

Ceras, din a4