15 abr. 2017

Metapsíquico

Ese rostro,
ese árbol,
ese niño que huye,
esa lluvia, ese pájaro,
ese vaso que cae
para quebrarse en el suelo.

Ese vaso, esa risa, ese cuerpo.

Todo eso, pensó,
todo cuanto rodea mi mente y existe
aunque no lo perciba ni lo designe,
será siempre más real
que cualquiera de mis pensamientos.

Pero eso qué era,
sino otro pensamiento
más real que la nada que sueñas.

No hay comentarios: