10 jun. 2016

Dócilmente

Nos morimos. Eso es todo.
De este lado al menos, todo:
angustia que guardamos,
quebrada en blanco y negro.


Del siguiente lado, nadie sabe:
reloj sin fuerzas,
espacios desvelados,
otro fuego sin enigmas
abriéndonos las puertas.

¡Tememos tanto!
Y temeremos...

El futuro calla,
lo burlamos:
esa es toda nuestra ciencia.

No hay comentarios: