27 feb. 2011

Unidad

¿Cómo darle al viento
lo que es del viento,
y no triunfo del oleaje puro
o la veleta?

Te distingo entre los claros
aún agrestes del conocimiento,
y el saberte implica un sacrificio:
de todo encantamiento
distanciarte, y devolverte,
tan solo a ti,
a la semilla misma
de tu naturaleza.

24 feb. 2011

Arte personal

Admitamos que permanecer así
por un día o una tarde, es casi un arte.
Solo, tranquilo, en silencio...
Sin dejarse arrastrar por la sospecha
de que, en la proximidad ajena,
jugaba la alegría.

(Nadie ignora que el desierto
continúa avanzando:
su sed es la presencia
que erosiona y normaliza
nuestras formas.)

Por un día, una tarde o una hora,
la inercia que me guía,
se detiene y reconoce mis actos.

2 feb. 2011

Pensamiento mágico

No puedo asegurar que sea siempre la misma, pero admito que a diario veo revolotear una mariposa en las inmediaciones del centro. No, no es siempre la misma. Unas veces es blanca y diminuta. Otras, de alas anchas y matices rojizos. Leí hace poco que este tipo de insectos simbolizan nuestra psique, habiendo incluso una equivalencia semiótica entre ambos términos. Y lo suyo sería darle la razón a cualquiera que diga que estoy enloqueciendo por lo que ha llegado a suscitar en mí su cotidiana presencia. Cada vez que veo un coleóptero de esos, pienso que su baile impredecible va ligado, de un modo que no alcanzo a comprender, a mi persona.

Desde que descubrí esa relación de significados, el observar su vuelo también me hace pensar en la metamorfosis, de vil gusano a crisálida, que parece operar en nuestra mente por cada vez que nos enamoramos de un ser más hermoso que nosotros mismos.

Ahora solo queda ver si el presentimiento de la felicidad me arrastra con su inercia, hacia un más allá de lo aprendido en cualquier callejón sin salida.