30 oct. 2015

Pícaros y otras hierbas

Hay algo aberrante en toda forma de moralidad. Y es que el recto acatamiento de las normas nos vuelve tediósamente predecibles, y, por ello, fácilmente manipulables.

29 oct. 2015

Bebidas espirituales




Padecer de depresión
y excederse por ello con la bebida
era entonces el problema 
vulgar por excelencia.

Pero en mi imaginación no había 

torpezas al respecto,
ni payasadas siniestras
cuando alguien mordía el polvo
hasta llorar en público.

Las resacas depresivas
nunca fueron un estado
de mediocridad absoluta,
ni un paraje cotidiano
donde incubar a la niebla.

Consistía para mí la depresión
por alcoholemia
en un descenso a los infiernos,
en una búsqueda abigarrada
de la divinidad interior.

En un viaje que empezaba en soledad
y que, para bien o para mal,
en soledad culminaría,
más lejos y más cerca
de lo que alguna vez
estuve de los otros bebedores.

28 oct. 2015

Dos grietas

Si para rechazar la idea de la muerte, supones que lo más lógico será volverte imprescindible, adelante, vuélvete imprescindible. No voy a juzgarte por ello. Pero si, para rechazar la idea de la muerte de otros, pretendes además volverte autosuficiente, para y piensa un poco.

¿Imprescindible y autosuficiente? ¿Quién de los tuyos podrá sostener para ti un ego tan inmenso? Ego que no es otra cosa que el temor ancestral a las primitivas potestades de la muerte.



***



No existen las corazas. Y las inteligencias excepcionales no tienen la exclusiva de la crueldad. Cualquiera puede herirnos de cualquier manera y en cualquier momento con el argumento adecuado.

26 oct. 2015

Desnudo en rojo



Lo hermoso y lo abismal de cualquier aventura, consiste en la importancia que van perdiendo los sentimientos de los involucrados a medida que el viaje avanza peligrosamente.

23 oct. 2015

Horizontes



Me obsesionan, sí. Los dobles fondos, las realidades ocultas, los pensamientos secretos. Me obsesiona, en definitiva, todo lo que llamamos verdad o verdadero.

Por eso yo nunca soy yo. Nunca podría serlo. La verdad está siempre más lejos.

20 oct. 2015

Hibernando


He ganado perdiendo.
He perdido ganando.

La soledad y sus reservas,
también la derrota con sus lazos
o el triunfo entre las sombras
más voraces
fueron nimias vanidades
al alcance del olvido.

He jugado peligrosamente.
He apostado al negro mi delirio.
He violado injustas leyes
que debían ampararme.

He ganado perdiendo.
He perdido ganando.

Eso es todo lo que guardo
cuando nada tengo,
cuando busco mi destino en vano.

19 oct. 2015

Nota de diario







Hace dos días que inauguré en la Guayaba. Todo estaba hermosamente dispuesto un rato antes de la apertura: mis trabajos, enmarcados en passepartout blanco sobre las paredes grises, parecían decirme que todo el esfuerzo de los últimos días, meses y años, finalmente merecería la pena.

Llegaron las ocho y cuarto. Poca gente. Muy poca. Aún así, pese a no llegar a doce el número de visitantes, cuatro obras lucían el punto rojo una vez terminada la inauguración.

Desde un punto de vista espiritual, rayando casi en el pensamiento mágico, esta es la suerte que me he buscado. Por un lado, he llegado a un tramo de mi trayectoria en que valoro más las ventas que el reconocimiento (sobre lo cual prefiero no justificarme). Por otra parte, he percutido una y otra vez sobre la idea de crear ante todo, pese a todo y sobre todo para mí mismo. Lo contrario podría haberme desviado hacia corrientes más comerciales, con menos personalidad y menos sentido, aunque, quién sabe, quizás con más salas llenas de gentes de todas las edades, ansiosas por disparar el halago fácil en cualquier momento, así, sin discreción y a bocajarro.

Bien está que así haya sido el evento. Sigue sin ser el mejor de los casos, pero creo que al menos tiene sentido.

11 oct. 2015

Máscara de fuego






Y la sospecha, posiblemente registrada en más de un millar de libros, de que sólo temen a la muerte quienes no han vivido.





La piedra angular de cualquier moral calculada en términos cotidianos viene a ser simple y llanamente la vergüenza.

9 oct. 2015

Localismos

¿Nuestra ciudad?
No. La ciudad.
Ella misma se posee,
invitándonos a irnos.

Letargo y despertar

Sobre la ciega circunstancia,
la Vida y Tu vida se confunden.
En ese espacio, lo que eres,
tu yo más hondo,
no te pertenece entero.

Es ahí donde
se cumplen
todos los poemas.

Ahí, en azarosa tierra de nadie.

8 oct. 2015

Nota de diario

Bebía y pintaba para ser amado. Y había tanta confusión, tanta insignificancia en el centro de mi alma... Con dieciocho o diecinueve años, esa motivación pudo ser una justificación lícita, pero cuanto más me acercaba a los cuarenta, más violentamente rechinaba la señal de alarma. El amor puede ser muchas cosas y muchos rostros, sólo que a veces llega un momento en que no podemos eludir nuestra realidad como personas. Realidad que nunca tuvo que ver con nuestras ocurrencias etílicas a las tres de la mañana, ni con la gama cromática que empleamos para conmover al comprador de arte más ingenuo o más experimentado de nuestro entorno inmediato.

7 oct. 2015

Psique




La buena noticia
es que puedo asegurar
que Dios existe.

La mala es que los años
mellaron su conciencia.

En resumen,
Dios existe,
pero a estas alturas
está completamente loco,
desquiciado
por no poder
gobernarse a sí mismo.


(Técnica mixta, din a3)

2 oct. 2015

Nombre y vínculo

¿Por qué quieres imitarme?
Mi reloj tiene un pacto con la suerte.
Raro ha sido conocerte
entre las pausas del secundero.
Vuelve a ti, escúchate.
Ser en ti podría hacerme
demasiado fuerte para ambos.

1 oct. 2015

Presencias

Hablo solo,
discuto conmigo,
grito a las paredes suavemente.

No sé bien para qué,
de qué sirve,
pero cuando hablo solo,
vuelvo a mí mismo.

Quiero decir que hablar solo es
como dar un portazo
y quedar completamente solo,
solo conmigo.

Para eso sirve,
para ahuyentar fantasmas,
para derrotar
y ahuyentar ficciones
y diálogos mentales
que culminan siempre
con un malentendido.