24 nov. 2014

Nota de diario

¿Contradicciones? ¿Lucha interna? Bueno, no lo voy a negar. El camino de la literatura busca la ebullición verbal. El de la pintura, la quietud contemplativa. ¿Opciones? Si debo preservar, me quedo con la pintura. Así que antes de ponerme a escribir, tendré que contemplar. Contemplar muchísimo para alumbrar un lenguaje que violente lo menos posible el silencio interior.

Pero claro, no es tan fácil. Hace ya unos meses que tomé esta misma decisión, la de volcarme más sobre lo pictórico que sobre cualquier otra forma de expresión. Siendo consecuente con esa decisión, me percaté hace poco de que últimamente apenas cojo un libro, cosa que para mí era casi un deber moral.
 
Lo raro, lo terrible, lo casi vergonzoso de todo esto, es que mi ánimo se está voviendo alegre y luminoso sin rayar en ningún momento en la inestabilidad eufórica. Y en mis tres últimas ilustraciones, ha habido cierta mejoría en cuanto a solidez y definición; mejoría que un buen amigo comentó conmigo la semana pasada.

"¿Y no será que me atraganto? Y eso que no como tanto". Fue uno de mis estados en las redes sociales de hace ya unos meses... Y de eso mismo se trataba y se trata. No sé si habrá por ahí algún superhéroe capaz de hacerlo. Pero creo que ya puedo repetir de primera mano el antiguo consejo materno. Aquel de "quien mucho abarca..."

17 nov. 2014

Despacio

Uno nunca se prepara. El camino cambia a cada rato, serpentea con saña. Caminamos. Algo frío y novedoso nos golpea, regresamos. ¿Y qué sabíamos nosotros? Lo sumo para equivocarnos. Nos curtimos, eso sí. A fuerza de avanzar a ciegas, los ojos se acostumbran a la oscura cerrazón de los que avanzan.

Comprendemos tarde que el camino nunca se alejó en distancia, que la verdadera trama era uno mismo, con sus ritmos, sus acciones y sus pausas. Que prepararse consistía en perder la fe y recuperarla, hasta que esa fe no pudiera quebrantarse.

12 nov. 2014

De tarde en tarde

Revolver el café no es revolver el café. Es más bien un estado del alma, otra forma más propia del pensar más atento.

Catarsis de la soledad con lo venidero, astuta reacción ante la indiferencia del universo, revolver el café es el modo más fiable de reencontrar vacío el presente; de llenarlo con el luminoso poso de nostalgia que borrarán aquellos espectros de nuestros días de asueto.

9 nov. 2014

Hacia uno mismo

Condenado, así sigo. Modelo la imagen de un joven que sabe demasiado, que busca endurecer su nombre y su destino. Traigo conmigo el rumor de las cosas que nunca diría si creyera en la vida. 

Esto, amor, sabrás, tampoco es realidad ni es mío.  

7 nov. 2014

Intenciones

Si dices la verdad sólo para destacar, tu vida se convertirá en una infinita discusión imposible de llevar a puerto. Si dices la verdad para que te entiendan, destacarás siempre en cualquier parte.