5 ago. 2012

Autoestima y sociedad

El único principio ético que pude obtener tras una infancia de locos, fue el que me reveló que en una sociedad tan retorcida y decadente como la nuestra, solo hay un vencedor que merezca ser tenido en cuenta: el vencedor moral.
 
***
 
Sería largo y difícil de explicar. Pero desde que esta sociedad nuestra está tratando de desvincular dos términos tan innecesariamente emparentados como "hombría" y "brutalidad", me encuentro muchísimo mejor. Gracias.




No hay comentarios: