23 mar. 2017

El ánimo y los otros



Nadie te acepta tal y como eres.
Observa: todos quieren cambiarte.
Mira bien el espejo. ¿Lo ves?
También pretendes
cambiarlo todo a tu antojo,
necesitas que tu centro sea
el centro exacto y roto de las cosas.

Guardaste algo de ti solo para ti mismo.
Ahora el hueco invisible
te trastorna. Eso, tu espacio,
debería llenarse de sombras.

Sombras como tú,
que no supieran qué son,
alcanzando solo a cambiar y cambiar
a voluntad de otra sombra,
perfeccionando la tensión cruel
del confuso vacío que alberga la forma.




Imagen: Técnica mixta, din a2

19 mar. 2017

La otra desigualdad



La mayor vanidad de todas:
pretender erradicar
toda vanidad
de uno mismo.

Religiosas ínfulas,
perfección, negación
de la dicha de destacar.

La vanidad es en vano
cuando nos volvemos vanos,
cuando mentimos y consideramos bella

la común mentira.


Imagen: El niño adulto, acrílico sobre lienzo.

13 mar. 2017

Los ecos del eco



Queda la sensación
de no haber atendido
a lo de cada cual como persona.
Juraría que traté de acercarme
a los buenos,
que cumplían su papel
serenamente.
Pero, hiciera lo que hiciera,
siempre hallaba en primer plano
a los que tenían algo en contra.
Ellos eran el problema
que yo debía resolver
amablemente.
Toda mi energía dediqué
a comprender (¿comprender?)
qué cosa le hice a quién
para que despreciara alegremente
lo mío como persona.


Imagen: la inocencia y el fuego, pastel al óleo, din a2

8 mar. 2017

Elección



Ya lo dicta la conciencia desde siempre,
sean solo un pasatiempo
el Arte y sus misterios.
Quizás por eso,
debí centrarme en temáticas alegres,
buscar la música ligera,
el final feliz, la adolescencia.
Pero no quise. Atesoro ahora
una obra que calcula
la tristeza infinita del que observa
la felicidad mezquina de sus coetáneos.

Nadie entenderá por qué
pinté de gris las formas y los rostros,
por qué no quise rendir culto
a la sonrisa maternal o al blanco atisbo.

Decir solo que he visto,
que he pensado, que a ciegas continúo preguntando.
No podrá comprender
quien huya de la sombra que es él mismo.







Imagen: "El buen conversador" Técnica mixta, din a2

4 mar. 2017

Prioridades



¿Por qué tú y no yo?
¿Por qué la caída interminable de los astros
o el corazón sin pulso de la guerra?
Las largas colas de la desesperación,
el margen roto de lo comprensible,
la maldición que asciende desde la verdad,
¿quién los prefijó sobre qué suerte?
¿Quién dijo: tú te librarás del nombre
que designa a los que huyen, a los que temen,
a los que danzan como marionetas
sometidas por el viento que se pierde?
¿Por qué tu hambre y no la mía?
¿Por qué otros ángeles, no los tuyos?
¿A quién conviene? ¿Quién claudica?





Imagen: "Las viejas adicciones" Técnica mixta, din a2