2 abr. 2017

Lugar inquieto



¿Nunca más aquí, dices?
¿Siempre más allá o más perfecta?
Mejor llévame a tu infierno.
El mío se llenó de espejos sonrientes,
colmados de gratitud.
Alas di a la miseria, voló
hacia el fuego que me entregas.
Llévame a tu infierno,
te conoceré nada más mirarte.

No hay comentarios: