22 abr. 2017

Dos poemas sin título

Cuanto más comprensible
sea una historia de amor,
más predecible será su final.

Así os digo
que las historias de los jóvenes
deberían ser siempre
incomprensibles.


***


Miras en la dirección del silencio.
Hay algo ahí
que deberías ser tú.
En lugar de eso,
una dureza sensible
te esquiva o se ríe de ti.

Hace ya tanto que no estás aquí.
Solo puedes mirar un momento.
Lo que sea que fueras,
ya huye hacia el fin.

No hay comentarios: