22 abr. 2017

Cuatro anotaciones

Hay dos clases de escritores: los escritores vanidosos y los escritores vanidosos que tienen algo que decir.




Una imagen vale más que mil palabras... Por eso un buen poema siempre será superior a un buen cuadro. Lo será por lo que no dice.




Y al final surge la espontaneidad, que es la única actitud posible ante lo desconocido.




¿Y no será la mentira lo que acaba volviéndonos invisibles?

No hay comentarios: