5 nov. 2016

El lugar y la conciencia

El mundo está perdido desde siempre. Aceptar que la esencia de nuestra realidad siempre ha sido injusta, sería el eterno punto de partida de una madurez que resultará perversa si aprovechamos esa máxima para sacar partido. Y llena de sabiduría si aprendemos a observar dicha injusticia con tristeza.

Todo dependerá de a qué lado de la injusticia estemos, siendo lo verdaderamente heroico ponerse del lado de la tristeza cuando la balanza se incline perversamente a nuestro favor.

No hay comentarios: