19 oct. 2016

Máscaras retóricas



Si yo, Diego Mille,
supiera de profundidades,
hace mucho que estaría emparejado
con alguien invisible
de alma noble,
de afectada sonrisa;
proclive a la maternidad
invisible.

¿Cómo no se ha dado cuenta nadie
de que soy otro artista superficial,
de que mis poemas son la farsa
en que hablar de amor
para enamorar a la mujer carnal?

A esa,
a la que huirá lejos
cuando se percate
de que no escribo sobre ella.

No hay comentarios: