1 sept. 2016

Cosificación del alma



Algo empuja a contarlo, a hablar una y otra vez de la miseria y de la infamia y de la desesperación. ¿Por qué? ¿Tanta culpa hay ahí? Si es así, ¿confesamos para ser absueltos de los pecados de otro? El tranquilo cadáver debe diseccionarse a sí mismo, es la única manera de volver a sentir.

No hay comentarios: