6 may. 2016

Cuatro espejos para perder el tiempo

Es la asunción de la derrota lo que nos hace madurar. No asumir nunca esa circunstancia, puede conducirnos al éxito. Y a un perenne infantilismo del que será difícil librarse.

***

La piedad es la compasión del que también sufre.

***

Una pintura doliente no se volverá poética mientras no haya cierta compasión en nuestra forma de mirar.

***

Leemos porque no entendemos nada. Y cuanto más leemos, menos entendemos.

No hay comentarios: