8 ene. 2016

¿Cuántos más hallaste?
¿Cuántos que tanto amaran
como yo te amaba?
Todo llega, dicen confiados,
aunque se haga tarde,
aunque todo pase
como fuego entre las aguas.

Llega luego la borrasca,
la amenaza irrealizable,
las manos decididas a cerrarse:
llega un día el desengaño.

Horror entonces.
Violencia en las entrañas.

¿Entiendes, dicho esto,
la esperanza gris que ofrezco?

Queda sólo afirmar
el desengaño,
sus respuestas solemnes;
afirmar que el desengaño
será justo y necesario.

No hay comentarios: