2 dic. 2015

Rutas indirectas

Se negó a decirle que la querría de por vida. Poniéndose en su lugar, engañarla de tal manera le hubiera resultado del todo imperdonable. Había, pues, muchísima empatía en su silencio.

Tal vez, demasiada empatía para alguien que no amaba como debía.

***

Cree en los dioses y la desgracia llamará cien veces a tu puerta. Cree en ti mismo y los dioses te honrarán creyendo en ti.

***

Hasta la obra entera del mejor de los artistas se compone sólo de intentos.

No hay comentarios: