6 nov. 2015

Autoprotección

Cuídate de los que son parte implicada y, por eso mismo, se ponen de tu parte. Lo estropearán todo tarde o temprano.

Cuídate de los jueces neutrales. No atienden a la circunstancia irrevocable, sólo al acto objetivo. Se volverán implacables de la manera más justa.

Cuando te hayas cuidado de tus cómplices y de tus jueces, cuídate de ti mismo. Sabes perfectamente por qué lo digo. Te volverás libre cuando nadie lo espere

Tan libre como salvaje, como inocente, como invisible es el aire.

***

Blanca desesperación, el objeto del amor era el amor mismo.

***

He soñado cielos rojos. Altos ojos nos abrían la penumbra. 

No hay comentarios: