31 mar. 2015

La cigarra y la hormiga

Ser la criatura consciente, vivir proyectando diariamente la aventura del mañana, acarrea para el soñador joven un sutil precio anímico.

Nadie puede basar su quehacer en lo futuro, y estar del todo y pese a todo, simplemente aquí.

No hay comentarios: