14 feb. 2015

Asumiendo el silencio y la sombra

Si la luz es la metáfora por excelencia del conocimiento, y la oscuridad, el perfecto símil de la ignorancia; preocúpate cuando en tu vida parezca haber mucha más luz que oscuridad. Pues lo común, lo normal, lo razonable, es ignorar muchísimo más de lo que se sabe.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Cuanta razón llevas Mille. Más razón que el santo Job.