23 ago. 2014

La gravedad y el aire

No se construye la amistad duradera sobre el encanto. Primero ha de saciarse la necesidad de cercanía. Una vez cumplido el rito de ahuyentar el miedo a la soledad, surgirá o no el encantamiento. Pues llegados a ese punto, lo importante se habrá cumplido al margen de nuestra voluntad, siendo el encantamiento un mero pasatiempo: distensión y disfrute de lo no-importante.

19 ago. 2014

Obsesiones

¿Y cuántas horas de insomnio,
cuántas tardes de invierno,
cuántas cartas violentas,
asombros, sacrilegios, escarmientos
ante el vacío espejo,
hacen falta para comprender
el ingenuo corazón del monstruo?

17 ago. 2014

Cálculos

- Claro, si crees que la cosa va a fallar sí o sí, fallará...
- ¿Y si creo que todo saldrá bien sí o sí? ¿Saldrá bien... sí o sí?
- No necesariamente.



***


Así como el alcohol nos vuelve tan crédulos como sinceros.



***


Dejad de confundir autoestima y vanidad. De una vez. He dicho.


***


¿La vida triunfante? Vuelva ud. a leer el Demian de Hesse, y deténgase con un mínimo de atención en el capítulo en que Sinclair explica aquel sueño en que le cuesta lo suyo controlar, precisamente en sueños, un vuelo desmedido.

Yo también lo he tenido. Solo que el mío acababa siempre en pesadilla.


***


 Ah, pero uno mira más tranquilamente hacia lo exterior cuando lo interior está perfectamente tranquilo y a salvo.

Ítacas

Sí, Cavafis. 

Lestrigones y cíclopes
buscándome,
sombras a millares.


En mi interior, sí.

16 ago. 2014

De la nada al todo

El canario realmente consciente de su situación, sabe perfectamente que habita un no lugar en medio de ninguna parte. De ahí que la única manera de llevar con un mínimo de hidalguía su quehacer interior, pase por considerarse a sí mismo -y por qué no, también llegar a ser por sí mismo- verdadero ciudadano del mundo.

10 ago. 2014

Al margen

Escribía cavando una fosa tan honda, que al final tendrían que enterrarlo al otro lado de la Tierra.

7 ago. 2014

Después del desenlace

Pasa el tiempo a deshoras.
Creemos comprender la historia,
proyectamos;
y es otro el argumento.

Llega un día, torpe, el desenlace,
pero el drama consecuente
comienza donde acaba nuestro intento.

Callamos luego.
Huímos de nosotros mismos.

¿Y a qué esconderse?

En cualquier lugar estamos,
midiendo en la balanza inquieta
el peso fortuito de los años.

6 ago. 2014

Competitivo

Antes de continuar huyendo, tan solo piensa esto: el último de los hombres es el que reclama más ferozmente la igualdad.

4 ago. 2014

Poesía y sentido común

Mantener el equilibrio en mitad de la tormenta: surgió de tal empeño la vocación de hacer propio lo poético.

1 ago. 2014