26 ene. 2014

Sin modelo



Pasteles al óleo, din a3

Contemplado


Pasteles al óleo, din a3

In utero

Madre, yo quería portar la luz en los infiernos. Abrir los ojos y entrever el aire en que todo sucede. Busqué así los callejones, soñé ardiendo nuestro aljibe. Y el infierno era blanco, blanquísimo, amable a la razón, balsámico; el páramo celeste al que retornan el vencejo y sus ansias de estar vivo.

17 ene. 2014

Azares

Su única seguridad a ciertas horas, se ampara solamente en la sospecha de que alguien, acaso un allegado o un conocido, comprende cabalmente su existencia desde lejos.

De ese mismo consuelo, extrae el vano horror de sentirse dirigido.

13 ene. 2014

Sobre el talento

¿Cómo artista...? Bueno, tal vez debería callarme. Hace años que boicoteo minuciosamente mi propia vocación.

Sobre el enfado y el aprecio

El colmo de la ironía es cuando al cabo de los años, te das cuenta de que tuviste cerca a mucha gente -amantes, cómplices, amigos- que merecían la pena. Me refiero a aquellos y aquellas que recriminaban algo en tu conducta o actitud, algo que querían que cambiaras por tu propio bien.

¡Qué extraña sorpresa, la de darse cuenta uno mismo de que aquello que alertaban, se volvía totalmente cierto con el tiempo!

8 ene. 2014

Infierno

Tan solo el sutil riesgo de temer más al dolor que a la misma muerte.

Más luz

Para el espectador neutral, ebrio, distante u objetivo, la ternura ajena tendrá siempre un regusto estúpido y cargante. Para el que se reconoce interiormente en ella, hay más redención poética que en todos los textos sagrados de la biblioteca universal.

4 ene. 2014

Retrato de un artista adolescente

Pinta, pinta, pinta. Un día y otro día, pinta. Primero, amablemente. Luego, con lujuriosa técnica. Pero pinta y pinta. Y sigue pintando. Sigue hasta que ya no hay nada. Luces, sombras, colores restallando. Y una soledad violenta. Entonces, ahora sí, siente el verdadero vértigo. Encuentra la necesidad de arrojarse al río.

En lugar de eso, sigue pintando.

"Sublime", dicen todos. No sabría explicar lo de este cuadro en concreto. Qué obra maestra...


***


Claro que sí. Consideremos la esquizofrenia un contacto sobrenatural del individuo con las fuerzas del más allá.

Seguro que así lo arreglamos todo.



*** 


El infierno es no estar preparado para lo que hay más allá. 



***


La vida, para el consciente, teatro de héroes y villanos. Para el errante sombrío, desigual combate de todos contra sí mismo.

Quemar después de leer

El transfondo de mis improperios en facebook es muy simple. Me he quedado aislado. Hace tiempo que no intento quedar un día cualquiera con alguien cercano para charlar de cualquier manera. En su momento lo hacía, sí. Pero al final comprobé que era yo el que tenía que tirar del carro con todo el mundo. Si quería quedar con alguien, tenía que llamar yo. Si tenía un problema, tenía que llamar yo. Si caía en una depresión, y tenía tres crisis nerviosas por semana, tenía que llamar yo. ¿Conclusión? Deje de llamar a todo el mundo. Una amistad tiene que ser algo recíproco. Forzosamente. Cualquier vínculo unidireccional es degradante para el que persigue al otro. En jerga canaria, a este tipo de solitarios se les denomina "hueleculos". Así que si a alguien le molesta lo que escribo, que no lo lea. Si a alguien le ofende mi lenguaje, que se joda. En cierto sentido, ya da todo lo mismo. Como decía al principio, me he quedado aislado. Ya no espero que nadie de mi agrado coja el teléfono de cuando en cuando para ver cómo estoy o si me apetece hacer algo. Ya no lo espero. Y en mi negación no guardo esperanza alguna de que la vida me sorprenda.

3 ene. 2014

Sobre Jodorowsky y sucedáneos

Lo de creer en la casualidad, y hablo con conocimiento de causa, es pura magia negra. Quien deja demasiadas cosas en manos del azar, acaba esperando que el azar mismo lo salve. Dicho de otro modo: si lo dejas todo a la casualidad, todo se arreglará -o no- por pura casualidad. Y nada más infeliz que este planteamiento vital, pues un reciente hallazgo psicológico asegura que para tener nuestro espacio interior más o menos iluminado y en orden, tenemos que tener cierta sensación de control sobre la propia existencia. 


1 ene. 2014

Redención y poesía

La gente dolida no soporta las dobles intenciones, llegando a ver un doble fondo perverso en todo. De ahí que se tome casi todo al pie de la letra. Por otro lado, quienes se toman todo al pie de la letra, rara vez llegan a entender o disfrutar correctamente de un buen libro de poemas.

La cosificación del dolor es lo que tiene.


O algo así

Nada de mejor gusto que considerar el gusto un hallazgo estrictamente personal.

Lo demás son risas y fiesta.