9 nov. 2014

Hacia uno mismo

Condenado, así sigo. Modelo la imagen de un joven que sabe demasiado, que busca endurecer su nombre y su destino. Traigo conmigo el rumor de las cosas que nunca diría si creyera en la vida. 

Esto, amor, sabrás, tampoco es realidad ni es mío.  

1 comentario:

Anónimo dijo...

Nunca te condenes al ostracismo