4 oct. 2014

Dócilmente

Destilando un rumor de soledad, 
encontré la noche.

Aire abierto hacia la herida,
plenitud en sombras:
regresando al lugar del que venía, 
olvidé la perfección.

La misma perfección que pretendía.

1 comentario:

Anónimo dijo...

OK