13 abr. 2014

Ocioso

Aparté todo.

Dejé solo 

un corazón rondando la estancia,
con su descaro agridulce.

No hay comentarios: