8 abr. 2014

Nietzscheana

Pero el afecto arquetípico materno será siempre amoral por ser incondicional. De ahí la inocencia. Supongamos, pues, una bondad de largos caminos. Y a la mujer como guía.

No hay comentarios: