3 ene. 2014

Sobre Jodorowsky y sucedáneos

Lo de creer en la casualidad, y hablo con conocimiento de causa, es pura magia negra. Quien deja demasiadas cosas en manos del azar, acaba esperando que el azar mismo lo salve. Dicho de otro modo: si lo dejas todo a la casualidad, todo se arreglará -o no- por pura casualidad. Y nada más infeliz que este planteamiento vital, pues un reciente hallazgo psicológico asegura que para tener nuestro espacio interior más o menos iluminado y en orden, tenemos que tener cierta sensación de control sobre la propia existencia. 


No hay comentarios: