30 nov. 2013

Hábitos

Libros que aquietáis la mente,
decidme qué urgencia
inventa la ventosa cima,
realidad siempre más compleja
que el capricho de una antigua suerte.

Yo mismo soy destino.
Vuestra voz, conocimiento
que anega la conciencia
en su propio restallar onírico.

Os pertenece el hombre
que hay en mí, que existe
más allá de mí, más allá
del nombre o de la condición corriente.

28 nov. 2013

Primera y última clave

¿Y no será que tratando al paciente como a un niño, evitando que tome sus propias decisiones, la responsabilidad del paciente sobre sí mismo decrece alarmantemente?

¿Y no será que al decrecer alamantemente esta responsabilidad, también decrece el "locus interno" del mismo -esto es: la mismísima capacidad de autocontrol del paciente-, y que al final, sí o sí, de tanto infantilizar al individuo, este acaba perdiendo el control sobre sus actos, volviéndose, pues, tremendamente destructivo o un suicida en potencia?

Lluvia

No. Dieguito no puede buscarse una pareja con la que quedar para salir del paso.

Dieguito tiene que encontrar el amor de su vida sí o sí.

No. Dieguito no podría trabajar de adminstrativo, ni de conserje regordete, ni de nada de eso.

Dieguito tiene que ser artista.

No. Dieguito no puede pasar los trances de su enfermedad inconscientemente, como todo hijo de vecino. Dieguito tiene que ser hiperconsciente en el infierno y clarividente en el paraiso.

No. Dieguito no está hasta los mismísimos de tener que ser siempre tan jodidamente especial.

Lo que pasa es que Dieguito no valora lo que tiene.

27 nov. 2013

Bucle

Tanta gente...
No se podía llegar aquí.
Pájaros, más pájaros
aullaban ruidosos,
testigos de tanta multitud.

Ruedas,
automóviles,
petroleros,
chimeneas,
pájaros.

Estructura infinita,
espíritu gris.

Nocturno


Técnica mixta, din a3

23 nov. 2013

Diario

Perdido ya en canciones, lluvias, soledades. Envidio el testimonio de un hombre hexagenario. Tiempo atrás, su voz rugosa me explicaba que el amor es siempre perdurable.

Será que estuve obsesionado. Con el amor, con la vejez, con lo innombrable.

21 nov. 2013

It's gonna make you strong...

El ideal que obtengo cavilando, parece ser de lo más simple: el amor es el único sentimiento resistente a todo. La praxis del concepto, no obstante, me estampa en el vacío: en la tierra no hay nada tan duro.


***


Lea esto con atención, escriba primerizo: en verdad le digo que el ejercicio de tomar demasiado en serio las palabras, puede ser desquiciante hasta la náusea.


***


No seamos arrogantes. Así está bien. En la vida no es como en el arte, donde lo más básico suele ser una soberana tontería. 

Lo básico, en la vida, suele ser también lo inamovible. 

19 nov. 2013

Nocturno

¿Y por qué la sospecha de que en mi círculo social, casi todos son de la opinión de que las relaciones interpersonales consisten en buscar siempre algún problema con el prójimo?

Y ojalá pudiera declararme la excepción a la regla. En mi defensa, añadir solo aquello de "allá donde fueres..."

18 nov. 2013

Pídele sentido, como a un poema

Antes,
una lámpara de cobre,
fuerzas cautivas,
laberintos, cruces;
sendas colmadas de ruido.

Luego: ventanas abiertas,
combates perdidos,
llanuras, jardines,
cortinas de seda o delirio.

Amor, ya eres nuestro.
Suficiente contigo.

Adiós, pues, sendas colmadas.
Adiós, cruces.
No más laberintos.

Ya todo está hecho.
No. Su ausencia también es motivo.




Adolescencia

Solo recuerdo a dos. Una se tomaba el juego demasiado en serio. La otra me tomó por un juguete. Solo hay que respetar el dolor, pensaba.

Lo demás, sí; es juego.

17 nov. 2013

Sinceridad

Con tanta fijación porque sea un artista humilde, una persona humilde y un enfermo humilde; me siento condenado a sentirme poca cosa. Por si a alguien le interesa.

Buenas noches y feliz lunes (sic).

Delicado

La dignidad visible es siempre equivalente al respeto con que nos tratamos a nosotros mismos.

15 nov. 2013

¿El dolor nos muestra tal cual somos?

Preguntaba, cada noche preguntaba: ¿por qué tengo que esforzarme en ser yo mismo? ¿Qué trampa ha levantado el mundo en mi interior para nunca estar conforme conmigo? ¿Cuál es el verdadero reto, parecer irremplazable ante el resto o saberte, como el resto, otra criatura única? ¿Qué vínculo puede superar las circunstancias? ¿Qué circunstancia no deja la verdad en silencio?

11 nov. 2013

Serenidad


Pasteles al óleo,
din a3

Poética

Una de las razones consistía en hallar a través de la poesía un nexo común con mis semejantes. Lo que siempre me ha distanciado, haciéndome único y extraño, lo tengo y lo tendré siempre sobradamente presente.

No se me ocurre mejor planteamiento para justificar la necesidad de escribir.

9 nov. 2013

Normalidad

Entonces era la ocasión perdida.
Llegábamos soñando a marzo,
y la rutina, a su paso,
llenaba el aire de sentido.

Mi trato más preciso con lo amado,
hundía su raíz en el silencio
que sirve para todo de escenario.

(Amantes, cómplices, amigos...
¿A qué lugar partimos al hallarnos?)

Ni alcoholes, ni páginas solemnes.
Ni ciega juventud o espacio.

Los vínculos más simples
se vuelven para siempre clandestinos
conversando.

Abismo generacional

Mal momento para despertar del mal letargo. Treinta y dos años al borde del espanto. De noche, bajo los párpados, el túnel, la verdad impalpable, mi hora. Ahí alguien relataba: "la vida nunca nos impone todo y demasiado". Pero ella quiso despertarme. Ahí la entraña abierta, la obsesión de hacer balance; de nuevo la experiencia indemostrable.

3 nov. 2013

Otra teoría

La educación es un espacio convenido. Toda actuación puramente educada es fácilmente interpretable de manera unívoca. A este tipo de comportamiento se contrapone la conducta espontánea, cuya intención tiene siempre tantas interpretaciones como receptores tenga el individuo a la hora de actuar de tal o cual manera.

Toda actuación espontánea es en sí misma un misterio irreductible en cuanto a intención y consecuencia. Así hallaremos excesivamente anulado por ese mismo misterio, a todo el que atraviese un trance personal demasiado complejo en un determinado momento de su vida.

En el extremo opuesto, podríamos ubicar al "muerto en vida"; aquel cuya educación posiblemente fuera prevista de manera extremadamente férrea, sin ningún margen de "error" en su conducta. En el mejor de los casos, este tipo de individuos se rebelarán en la adolescencia contra toda manifestación represiva de sus emociones, pudiendo llegar a la problemática de una impulsividad conductual descontrolada. Obteniendo una identidad emocional propia en tal proceso catártico de la rebeldía, podrá continuar su existencia de manera plena y como dueño de sí.

En caso de ser coartado una y otra vez en su empeño de obtener dicho margen de libertad y control sobre sí msmo, o en el supuesto de que dicha liberación acabe siendo un proceso traumático, el individuo podría tener serias dificultades a la hora de experimentar su esencia vital como un don propio, sagrado e irrepetible.