29 dic. 2013

Influencias

Dieguito, asúmelo o endereza... tanto fue el cántaro a la fuente, que tú también te volviste desquiciante.

No hay comentarios: