18 nov. 2013

Adolescencia

Solo recuerdo a dos. Una se tomaba el juego demasiado en serio. La otra me tomó por un juguete. Solo hay que respetar el dolor, pensaba.

Lo demás, sí; es juego.

No hay comentarios: