9 nov. 2013

Abismo generacional

Mal momento para despertar del mal letargo. Treinta y dos años al borde del espanto. De noche, bajo los párpados, el túnel, la verdad impalpable, mi hora. Ahí alguien relataba: "la vida nunca nos impone todo y demasiado". Pero ella quiso despertarme. Ahí la entraña abierta, la obsesión de hacer balance; de nuevo la experiencia indemostrable.

No hay comentarios: