10 oct. 2013

Matices

Ah, y mi extraño corazón. Mi dulce corazón de piedra.

No hay comentarios: