27 ago. 2013

Ética del superviviente

De la derrota aprendí solo desprecio y autocompasión. La vida, en sí misma, es solo la caída. Que al final tus huesos se estampen contra el suelo con más o menos estilo, será siempre un esfuerzo baladí.

No hay comentarios: