28 ago. 2013

Grietas

Durante el insomnio, echaba cuentas una y otra vez al amor imposible. La conclusión era siempre la misma: nunca se cumpliría por una buena razón la salvación del destino. Los vínculos por los que daría la vida, irían siempre al traste por tonterías.
 
 
Por especial entedamos solo que es distinto. Casi único en su entorno. Y sigamos caminando.
 
 
 
Los sentimientos más poderosos tienen mucho que ver con lo que en verdad somos, más que con aquello que nos gustaría o creemos ser.

No hay comentarios: