31 dic. 2013

Una salida digna

No es solamente la infelicidad la que facilita cualquier forma de creación. La dinámica misma de estudio y ejecución de cualquier disciplina artística, tarde o temprano suele conducir al mismo terreno de la infelicidad.

Quien busca crear a diario, tiende a competir constantemente consigo mismo, con el resto o con algún rival imaginario.

29 dic. 2013

Influencias

Dieguito, asúmelo o endereza... tanto fue el cántaro a la fuente, que tú también te volviste desquiciante.

Ciego

Amor, arráncame los ojos. De tanta plenitud, podría arrasar el mundo con la mirada.

Glory of love

¿Qué más da que no sea para mí? Hoy la he visto. Su mera existencia explica y justifica cualquier espera eterna.

25 dic. 2013

Más de lo que dice

De pausas o tensiones
sabemos demasiado:
la palabra contenida es casi el arma.

Exceso, órbita que rompe.

Sabemos,
soñamos,

decimos demasiado:
no hay plegaria más oscura,
ni inquietud equivocada
que moldee tan a ciegas nuestro rostro.

Así la entrega,
el rito que iniciamos a lo lejos.

Arma sin cabida, espejo casi yerto.
Nos retrae hacia la sombra
la palabra contenida por el miedo.

22 dic. 2013

Equilibrio

De acuerdo, asumo plenamente que a un servidor de mi porte "no le pega nada" lo de saltarse constantemente las normas. No va conmigo, no es "mi rollo". Ahora bien, creo que por esa misma regla de tres, tendría que ser ampliamente comprensible que tampoco vaya ni lo más mínimo conmigo el estar en compañía de gente que no para de saltar cualquier cosa a la torera cada dos o tres minutos.

Sí o sí, ¿no?


 ***


Amplifica la voluntad al punto de emborronar todos y cada uno de nuestros juicios morales. Para el consumidor de cocaína y derivados, el fin justificará siempre los medios.

21 dic. 2013

Karma, empatía, negatividad

Empezó a interpretar que algo estaba haciendo mal. Lindaban con la locura sus razones para ello. Si en su conducta estaba todo más o menos bien, si en verdad se había esforzado por hacer lo correcto para los demás y para sí mismo, entonces era del todo inconcebible que estuviera recibiendo a cambio tantísimo desprecio e indiferencia.

19 dic. 2013

Ponerse serio

Es muy sencillo. Si ud. no se pone en mi lugar, me pondré yo mismo.


***


Si el absurdo te pareció horrible, espera a entender el sentido.


***


No por mucho madurar, aparece más temprano.


***


Creo que ya soy un verdadero paciente paciente.

16 dic. 2013

Contrapicado

I

Una escala de valores no es una lista impoluta de buenos deseos para Navidad. Nuestros valores tienen mucho más que ver con la culpa. Con la propia o con la que nos hiciera sentir la negligencia de los demás. Tienen mucho que ver también con el aprecio traicionado y con el nivel de exigencia que nos imponemos a nosotros mismos para que nada de eso suceda nunca más.

II


Superar la culpa puede pasar por echársela a los demás o por el exceso mismo de que los demás actuen ante nosotros como si la culpa, en un ardid nefasto, fuera suya y solo suya para siempre.

III


"Benditos los que la soledad hace inocentes", decía Djuna Barnes en su bosque de la noche. A esa intuición, que solo puede referir un espacio neutro y transitorio, quisiera dedicar de nuevo el resto mis días.

Si al final me es imposible, quede al menos la tolerancia y el respeto que nosotros, los culpables, ofrendamos a los dioses implacables en las tardes más oscuras.

15 dic. 2013

Domingo, tedio, nadie

Hay algo que me encanta de los frikis. Muchas veces los veo reunidos en la plaza militar, conversando sobre comics, decoración, religión, política.

Maravillosamente, y pese a que el sedimento de su amistad es el resultado de miles de conversaciones de esas, nunca entran en lo personal. En su mesa cada cual es cada cual. O lo tomas o lo dejas...

Que no daría yo por haber tenido un círculo de amigos -que no social-, que no se entrometiera en lo que soy ni en lo que pienso, ni en lo que hago o dejaré de hacer por apetencia.



***


Solo un consejo. Tu alma: no se la des a ninguna iglesia.


***


Por fin lo entiendo. Cagarla es ser tú mismo. Era eso.


***


La lección franquista es simple. La he sufrido en carnes un millar de veces. A la vulnerabilidad se responde con crueldad o indiferencia.

Sobre la interpretación

Sentir es vernos desde fuera, reconstruir la experiencia a través del significado que dimos a los propios actos. Nuestros dioses solo hacen acto de presencia si sentimos, si nos atrevemos a suponer la trama misma de ese algo que pudiera ser destino, que, aunque inconcebible como meta, implica un transcurso al acecho de algo más grande que nosotros mismos.

Lo que llamamos alma, es la trascendencia misma de ese significado. Esta consiste en compartir el sentido adquirido. Cuando hallamos un lugar propio desde el que contemplar la existencia desde fuera, muchas veces aparece alguien capaz de abarcar tal perspectiva. O alguien que pretende abarcarla confrontándola, para reencontrar así la simbiosis entre ambas realidades.

Si entonces surge la armonía, el tiempo nos emplazará en lo concreto. Así nos sabremos felizmente mortales, pues quedará el sentimiento: la noción misma de que fuimos para otro lo que en verdad éramos para nosotros mismos.






11 dic. 2013

En paz

Abrimos los sentidos con su roce.
Al fin, la noche. La estancia resplandece.

Acaso sea lo oportuno
hablar correctamente
del frío sedimento que deja la tristeza.

¿Por dónde empiezo?

Después de un largo infierno,
uno aprende a conformarse con muy poco.

La fábula de abrir todas las puertas,
provoca el mismo rictus de vergüenza
que el de un marido abandonado 
en consecuencia.

Y en tanto uno debe refugiarse,
uno aprende a refugiarse en lo que aprende.

Así dejamos, dejamos y dejamos
de calibrar la humillación,
de creernos criaturas especiales,
de pactar con los crueles
el precio malogrado de la fuerza.

Regresamos, pues,
a la impresión más clara del deber:
aquella que quisimos perpetrar
allá por la primera juventud,
y en cuya negación no había cobardía,
ni inconsciencia estricta de lo erróneo.

Razones,
el poso más común de la experiencia
precisa de razones
que obliguen a salvarse diariamente.




10 dic. 2013

Demasiado corazón

Solo me pidió un pequeño paso. La farsa, sugirió: tómatela a broma. 

Después de mucho madurar y corregirme -tres años han pasado-, logré saltar el aro.

La genial ironía es que ahora poco importa: apenas siento nada. 

De eso mismo trataba la terapia.

7 dic. 2013

6 dic. 2013

Mística y enfermedad

Y la absoluta vergüenza de no saber, a mis años, hasta qué punto una complicidad perversa es el peor de los negocios o un tema absolutamente baladí. Mi único escudo ante esto, la desoladora pureza que refería Huxley sobre los enfermos de esquizofrenia en "las puertas de la percepción"

Nocturnos

Es mucho más sencillo. En silencio sobrentendemos lo que somos. A qué enunciarlo, probarlo o demostrarlo. Para darte a conocer, el mejor tema de conversación son los otros.






A veces tengo la impresión de que hay más enfermedad en dejar que te diagnostiquen, que en la enfermedad misma. Nada más indigno que dejar en manos de otro la verdad más íntima de todas, la misma que uno enuncia sobre lo que es.






Ante ti, que adoleces de lo sentimental, el angosto laberinto carnal. Limítate a respirar. Avanzar para encontrar la salida, supondría levantar infinitos muros o inventar cada pasadizo probable con vocación de mártir o de náufrago.









Solo para los demás soy uno. Para mí mismo, miles de fragmentos restallando entre las pausas del olvido.











5 dic. 2013

Errancia (2010, reescripción)

Si abandonas mansamente,
reencontrarás en ti, imperdonables,
los mismos sacrificios que exigía la manada.

Y pasadas estas noches y su ciencia,
ya nadie contendrá por ti
el río de imparables circunstancias.

Equivoca entonces cuanto quieras
el sentido indiscutible de este absurdo:
solo tras poner a prueba lo improbable,
surgirán de dónde las razones
que templaron en su día
la difícil conjetura de tus actos.

4 dic. 2013

Mutis

¿Para ser escritor? Bueno, hay que pasar tiempo en silencio. Mucho tiempo al día. De ese modo, las palabras cobran una importancia vital. Si alguien considera el oficio un tormento, la terapia es simple. Solo tiene que ponerse a hablar hasta por los codos... ah, y coger un libro solo de pascuas a ramos. La buena literatura nos impone verdadero respeto. Y ese respeto es silencio.

2 dic. 2013

Más suspicacias

Oh, pero alcanzar la mística cristiana no debería costarte nada en absoluto. Solo es necesario que algún memo comience a entorpecer lo que Goethe tan acertadamente denominó "el trabajo subterráneo de las pasiones". Así podrás sentir como martirio lo que tu temperamento, sin esa gente, alcanzaría -o al menos buscaría a ciegas y empecinadamente- de manera natural.

De un viejo poema

Pero la miserable dificultad del rechazo permaneció años conmigo, incitándome a la soberbia.

De lado a lado

Si todos los poetas se pusieran de acuerdo, y solo escribieran versos para salvar el mundo; no fracasarían en su empeño por falta de talento. El escollo realmente insuperable en su tarea, sería que no todo ser humano lee empecinadamente poesía.

30 nov. 2013

Hábitos

Libros que aquietáis la mente,
decidme qué urgencia
inventa la ventosa cima,
realidad siempre más compleja
que el capricho de una antigua suerte.

Yo mismo soy destino.
Vuestra voz, conocimiento
que anega la conciencia
en su propio restallar onírico.

Os pertenece el hombre
que hay en mí, que existe
más allá de mí, más allá
del nombre o de la condición corriente.

28 nov. 2013

Primera y última clave

¿Y no será que tratando al paciente como a un niño, evitando que tome sus propias decisiones, la responsabilidad del paciente sobre sí mismo decrece alarmantemente?

¿Y no será que al decrecer alamantemente esta responsabilidad, también decrece el "locus interno" del mismo -esto es: la mismísima capacidad de autocontrol del paciente-, y que al final, sí o sí, de tanto infantilizar al individuo, este acaba perdiendo el control sobre sus actos, volviéndose, pues, tremendamente destructivo o un suicida en potencia?

Lluvia

No. Dieguito no puede buscarse una pareja con la que quedar para salir del paso.

Dieguito tiene que encontrar el amor de su vida sí o sí.

No. Dieguito no podría trabajar de adminstrativo, ni de conserje regordete, ni de nada de eso.

Dieguito tiene que ser artista.

No. Dieguito no puede pasar los trances de su enfermedad inconscientemente, como todo hijo de vecino. Dieguito tiene que ser hiperconsciente en el infierno y clarividente en el paraiso.

No. Dieguito no está hasta los mismísimos de tener que ser siempre tan jodidamente especial.

Lo que pasa es que Dieguito no valora lo que tiene.

27 nov. 2013

Bucle

Tanta gente...
No se podía llegar aquí.
Pájaros, más pájaros
aullaban ruidosos,
testigos de tanta multitud.

Ruedas,
automóviles,
petroleros,
chimeneas,
pájaros.

Estructura infinita,
espíritu gris.

Nocturno


Técnica mixta, din a3

23 nov. 2013

Diario

Perdido ya en canciones, lluvias, soledades. Envidio el testimonio de un hombre hexagenario. Tiempo atrás, su voz rugosa me explicaba que el amor es siempre perdurable.

Será que estuve obsesionado. Con el amor, con la vejez, con lo innombrable.

21 nov. 2013

It's gonna make you strong...

El ideal que obtengo cavilando, parece ser de lo más simple: el amor es el único sentimiento resistente a todo. La praxis del concepto, no obstante, me estampa en el vacío: en la tierra no hay nada tan duro.


***


Lea esto con atención, escriba primerizo: en verdad le digo que el ejercicio de tomar demasiado en serio las palabras, puede ser desquiciante hasta la náusea.


***


No seamos arrogantes. Así está bien. En la vida no es como en el arte, donde lo más básico suele ser una soberana tontería. 

Lo básico, en la vida, suele ser también lo inamovible. 

19 nov. 2013

Nocturno

¿Y por qué la sospecha de que en mi círculo social, casi todos son de la opinión de que las relaciones interpersonales consisten en buscar siempre algún problema con el prójimo?

Y ojalá pudiera declararme la excepción a la regla. En mi defensa, añadir solo aquello de "allá donde fueres..."

18 nov. 2013

Pídele sentido, como a un poema

Antes,
una lámpara de cobre,
fuerzas cautivas,
laberintos, cruces;
sendas colmadas de ruido.

Luego: ventanas abiertas,
combates perdidos,
llanuras, jardines,
cortinas de seda o delirio.

Amor, ya eres nuestro.
Suficiente contigo.

Adiós, pues, sendas colmadas.
Adiós, cruces.
No más laberintos.

Ya todo está hecho.
No. Su ausencia también es motivo.




Adolescencia

Solo recuerdo a dos. Una se tomaba el juego demasiado en serio. La otra me tomó por un juguete. Solo hay que respetar el dolor, pensaba.

Lo demás, sí; es juego.

17 nov. 2013

Sinceridad

Con tanta fijación porque sea un artista humilde, una persona humilde y un enfermo humilde; me siento condenado a sentirme poca cosa. Por si a alguien le interesa.

Buenas noches y feliz lunes (sic).

Delicado

La dignidad visible es siempre equivalente al respeto con que nos tratamos a nosotros mismos.

15 nov. 2013

¿El dolor nos muestra tal cual somos?

Preguntaba, cada noche preguntaba: ¿por qué tengo que esforzarme en ser yo mismo? ¿Qué trampa ha levantado el mundo en mi interior para nunca estar conforme conmigo? ¿Cuál es el verdadero reto, parecer irremplazable ante el resto o saberte, como el resto, otra criatura única? ¿Qué vínculo puede superar las circunstancias? ¿Qué circunstancia no deja la verdad en silencio?

11 nov. 2013

Serenidad


Pasteles al óleo,
din a3

Poética

Una de las razones consistía en hallar a través de la poesía un nexo común con mis semejantes. Lo que siempre me ha distanciado, haciéndome único y extraño, lo tengo y lo tendré siempre sobradamente presente.

No se me ocurre mejor planteamiento para justificar la necesidad de escribir.

9 nov. 2013

Normalidad

Entonces era la ocasión perdida.
Llegábamos soñando a marzo,
y la rutina, a su paso,
llenaba el aire de sentido.

Mi trato más preciso con lo amado,
hundía su raíz en el silencio
que sirve para todo de escenario.

(Amantes, cómplices, amigos...
¿A qué lugar partimos al hallarnos?)

Ni alcoholes, ni páginas solemnes.
Ni ciega juventud o espacio.

Los vínculos más simples
se vuelven para siempre clandestinos
conversando.

Abismo generacional

Mal momento para despertar del mal letargo. Treinta y dos años al borde del espanto. De noche, bajo los párpados, el túnel, la verdad impalpable, mi hora. Ahí alguien relataba: "la vida nunca nos impone todo y demasiado". Pero ella quiso despertarme. Ahí la entraña abierta, la obsesión de hacer balance; de nuevo la experiencia indemostrable.

3 nov. 2013

Otra teoría

La educación es un espacio convenido. Toda actuación puramente educada es fácilmente interpretable de manera unívoca. A este tipo de comportamiento se contrapone la conducta espontánea, cuya intención tiene siempre tantas interpretaciones como receptores tenga el individuo a la hora de actuar de tal o cual manera.

Toda actuación espontánea es en sí misma un misterio irreductible en cuanto a intención y consecuencia. Así hallaremos excesivamente anulado por ese mismo misterio, a todo el que atraviese un trance personal demasiado complejo en un determinado momento de su vida.

En el extremo opuesto, podríamos ubicar al "muerto en vida"; aquel cuya educación posiblemente fuera prevista de manera extremadamente férrea, sin ningún margen de "error" en su conducta. En el mejor de los casos, este tipo de individuos se rebelarán en la adolescencia contra toda manifestación represiva de sus emociones, pudiendo llegar a la problemática de una impulsividad conductual descontrolada. Obteniendo una identidad emocional propia en tal proceso catártico de la rebeldía, podrá continuar su existencia de manera plena y como dueño de sí.

En caso de ser coartado una y otra vez en su empeño de obtener dicho margen de libertad y control sobre sí msmo, o en el supuesto de que dicha liberación acabe siendo un proceso traumático, el individuo podría tener serias dificultades a la hora de experimentar su esencia vital como un don propio, sagrado e irrepetible.

31 oct. 2013

Pequeña acotación al drama de Unamuno

Para ser tú mismo pese a todo, queda pendiente de un objeto, de un semejante o de la luz. De las fauces mismas del invierno o de un poema que es sin ti. 
  
En la distracción pura de sí, todo cumple su inocencia. 

Para ser quien quieres ser, mantente siempre en ti mismo. Toda introspección es cálculo hacia algo. El que mira, influye siempre en lo mirado. 

Así, influye siempre en ti mismo. Siempre que quieras ser, no lo que de por sí eres, sino lo que deseas ser. 

Por último, si piensas en el que crees ser, expresa cuanto creas ser. Y aprende armonía del pájaro, del sol, de la lluvia o del tráfico. Lo que crees ser, vuelve y se reconoce solo de ti hacia ti. He tu interior ahí. 

Habla, pues, confusamente, de ti hacia ti. Y cuenta luego a otro si te place. La felicidad misma o el amor, se realizan cuando lo interior y lo exterior encuentran, pese a todo, un día de armonía en solitaria compañía.

27 oct. 2013

Siempre hacia delante

Hasta donde supe entender, crecimos. Daba todo lo mismo. El aire era agua. El fuego y la noche, cenizas, ruido, nada.

Había que inventar otra vez la importancia.

25 oct. 2013

Primeras lluvias

Crecen los jardines. El invierno alimenta nuestras almas, devorando nuestros sueños. Una ciudad hambrienta pretende desterrarnos, la paz que pretendimos nos emplaza en lo concreto.

Seamos uno más entre los cuerpos, que ya todo es inmediato de tan lejos.

20 oct. 2013

Cada cual es el que es

Cierto, cada uno es como es. Muchas veces he salvado mi alma de la quema con esa argumentación. Pero también parece innegable que hay algo de resignación en la tajante tautología. Todo lo justifica.

16 oct. 2013

La maravillosa levedad del ser

Una fácil soledad de octubre. Sol a mediodía en el recuerdo. No quiero saber, a tanta levedad no hay objeciones.

12 oct. 2013

Sobre el otro lado

Para el escéptico, superar el miedo a la muerte supone descartar la idea de la permanencia del yo. El ser desaparece. El alma solo está.
 
***
 
Y en mitad de la vorágine, un susurro. Acaso un poso de experiencia... Dice que poco importa la conciencia que uno tome de aquello o de lo otro, que la perspectiva del cuerpo o de la luz nunca fue importante.

Todo es y continúa con y sin nosotros o pese a nosotros.

9 oct. 2013

De sombra y agua

El amor y el miedo suelen ir de la mano. Y no, no estoy hablando de cobardía. Es justamente ese miedo lo que nos hace ser cuidadosos.

24 sept. 2013

Llenando huecos

Hay una poética del cosmos. Trascendencia, le dicen. Tras ese escenario -y detrás de cualquier otro-, sueña la criatura ínfima; la que duda de todo. La que no tiene pruebas de su propia existencia.

22 sept. 2013

Domingo en vano

Cuentan en la isla
al viento sus secretos los amantes.

El karma, 

socarrón e inconformista,
solo les devuelve a cambio
mariposas delirantes.

16 sept. 2013

Aviso a visitantes:



Buen ambiente. Precios asequibles.

Horario: 

de lunes a jueves: de 10:30 a 13:00
de jueves a sábado: de 20:30 a 23:30.

3 sept. 2013

Existencialista

Ante los árboles
de aquel café adoptivo
surgió la ciencia mística.

El diablillo de la expiación
repuso: solo un ser infinito
quedaría perplejo
ante las tres preguntas.

Jamás sabrás quién eres,
a dónde vas,
de dónde vienes.

1 sept. 2013

Inédito, 2008 (reescripción)

Un largo silencio triste
llueve sobre mis manos,
invade el pensamiento,
atrapa la inocencia última
de cuanto nace a mi sombra.

Un largo silencio triste.

(Se parece la vida a tu ausencia,
a sus altos muros de azul y distancia)

Un largo silencio
callando se interpone a veces
entre lo que soy y lo que amo.

Asco

En un momento de lucidez, concluye: no me gusta la gente cizañera. Después, matiza: no me gusta la gente.

28 ago. 2013

Grietas

Durante el insomnio, echaba cuentas una y otra vez al amor imposible. La conclusión era siempre la misma: nunca se cumpliría por una buena razón la salvación del destino. Los vínculos por los que daría la vida, irían siempre al traste por tonterías.
 
 
Por especial entedamos solo que es distinto. Casi único en su entorno. Y sigamos caminando.
 
 
 
Los sentimientos más poderosos tienen mucho que ver con lo que en verdad somos, más que con aquello que nos gustaría o creemos ser.

27 ago. 2013

Ética del superviviente

De la derrota aprendí solo desprecio y autocompasión. La vida, en sí misma, es solo la caída. Que al final tus huesos se estampen contra el suelo con más o menos estilo, será siempre un esfuerzo baladí.

20 ago. 2013

Polaridad

Al desgarro se opone el ascenso sin límites. A la rutina cotidiana, la alegría común.

Toma castaña

Piénsatelo dos veces: si te vuelves extremadamente empático, empezarás a profesar una admiración insana hacia la gente egoista.

18 ago. 2013

De Borges a Lecter

Querido Cioran:

No me gusta tu filosofía. Los monstruos que no sufren delicadamente, solo son malas personas.

Constancia

Su concepción de la humildad era puramente pragmática: la soberbia le había hecho perder el entusiasmo en incontables ocasiones.

16 ago. 2013

Detestando a Sartre

Sabía perfectamente lo que quería. Pero, ah, la indiferencia divina... Nada estaba a su alcance.

Resistencia

¿Y qué fue de los viejos amores? ¿Superaste su verdad como un adulto, ordenando tus asuntos con el sistema, aferrándote al objeto inerte, corrompiendo tu vitalidad inocente? ¿No quisiste nunca honrarlos de la mejor manera? ¿No llegaste nunca a golpear el plástico solemne de tus amistades, a destrozar la quietud de la calle para volver a ella como el salvaje que en verdad eres? 
Para maldecirla hasta que comprendiera que tu sangre no es el río donde nadie se bañó dos veces.

12 ago. 2013

En camino

Pero buscábamos pasiones y círculos de sombra e hilos que cortar en mitad de la noche. Y no habría más lugar, no, para lo preciso. Nuestros huesos arderían en danza con el frío, y el amor sería la conducta que explicamos a los niños.

Pasiones, círculos de sombra, cantores sin canción en mitad de la noche. Buscaba en ti la claridad, el aire sin violencia, la curva ilimitada que cerniste sobre el mundo.

El juego, el paso ligerísimo o la huella que dejaban los cercanos enemigos. Eso fuimos.

Y después, ruido.

9 ago. 2013

Sobre la decadencia

Su círculo social decidió por él. Debía volverse un mujeriego. Así, dejándose llevar, adoptó las formas del gremio, aun cuando su realidad interior hubiera sido siempre bien distinta. 

Observó y sintió lo que no correspondía a su condición, y pervirtiendo su propia épica sentimental, se enamoró de muchachitas cuya única realidad amorosa consistía en encarnar un modelo sentimental vulgar y previsible.

Cuando por fin puso fin a su miserable existencia, sus amigos agitaron la cabeza, para sentenciar luego con aire legendario que sí, que aquel idiota había ido siempre mal follado.

 

2 ago. 2013

Más honestidad. Más.

Acaso la mejor manera de que empiecen a decirte la verdad, sea el empezar a decirla tú mismo a todas horas. Por desagradable, oscura o ridícula que esta pueda resultar.

Hecatombe

Tan inmerso se hallaba en el sentido, que no sabía lo que hacía.

31 jul. 2013

Deberes

Y en qué espejismo habría de apiadarme. De qué dolor tendría que apartarte, si el fuego es canto que reanima. Jamás tenté la herida hacia la escoria, ni pudo el equilibrio consolarnos con su aullido.

Ya todo estaba escrito. De aquella sombra, los pasos que no dimos. Del raro oficio tan solo exijo otro sentido.

Pitufos. Voy a escribir sobre pitufos.

Yo solo quería contar sobre mi vida. Lo de convertirme en arte fue un horrible accidente.

Fugaces


Lápices de color, din a3
 

Mi no lugar

Una y otra vez lo olvido para volver a caer en la cuenta. Me ha tocado vivir una paz vacía, una calma sin aprendizajes. Realidad sin fondo, mi vida solo puede transcurrir en lo aparente, en el sentimiento desintencionado de la luz. Por más que juegue a disfrazarme con pinturas, libros o canciones, mi verdadera sustancia solo es visible para el resto, y aún a ratos me pregunto si tal sustancia existe, si en verdad es posible llegar a definirme en alguna dirección.

Me queda la sola absolución de quienes saben que medicarse de por vida no es ninguna broma. Intentar llenar ese vacío consiste en cerrar los ojos, y a continuación colmar el universo entero de interpretaciones delirantes cuyo fulgor, por llamarlo de algún modo, dura unas horas o puede que hasta un día. 

Pero parece que esa fase está tocando su fin.

La explicación, pues, era bastante simple. O no. Aún mañana dudaré de si esto que acabo de escribir no es otro disparate de los míos. Poco importa. No hay nada por salvar. La única lección que debo asimilar es la de que jamás seré capaz de conocerme.
 

30 jul. 2013

Tiempo de

¿Pero el sentido que damos a nuestras interpretaciones, no es el mismo que acaba poseyendo la existencia? ¿Y no es pervertido ese sentido a dario, siendo por tanto la soledad bien llevada una de las pocas señas ineludibles de amor propio, de equilibrio o autenticidad? La autoestima, por tanto, no es sentirte bien ante un público amistoso: es saber pasar tus días sin turbarte por lo que te rodea.
No saber estar solo es ser esclavo de lo que te rodea.

Sobre el cape diem

Más intenso se vuelve el presente cuando hay un conflicto hacia el pasado. Superado el malestar, las tardes se serenan, las mañanas resplandecen, las noches nos comprenden.

Razón de olvido

Tan solo la certeza de que las relaciones sentimentales hacen muchísimo daño.

Y de que ese daño te va coartando.

La noche de Caín

Pese a la violencia, el desprecio o el desengaño, tenía la impresión de no haber aprendido nada.

A estar solo tal vez.

29 jul. 2013

Círculos

Era doloroso, sí. Hacerse responsable de los sentimientos de alguien. ¿Rencor? Quién sabe. Pasó infinitas noches sintiéndose sojuzgado. Una vida entera creyendo que su corazón era la sombra, el silencio mismo que a nadie complacía.

28 jul. 2013

Edénico


Tinta, din a4

Extremos

Cuando la desesperación pulsa las teclas, y cierta expectación oscura conduce a la literatura, uno debe llegar a enunciar el contrasentido. De ahí la poesía.

Para nada

¿O sea que soy el único que no quiere solucionar sus problemas de autoestima a través del sexo? ¿El único al que le parece una forma de salirse de lo verdadermanete sentimental para entrar en una dimensión completamente falsa e insana?

23 jul. 2013

Juegos

Era el niño un espejo.

Jugaba a explicarse,
a romper su silencio por dentro.

Buscaba una encrucijada
que con fácil constancia
lo hallase perdido en su reino.

Del genio a la locura

Nada peor que hacer condescender a un hombre atormentado por su inteligencia.

Diminuto

Cuando todo está donde tiene que estar, sentirse poca cosa es casi una medicina.



Ser una persona siempre feliz y nada más que feliz, puede suponer que aquellos malos días sobre los que recaer, se conviertan sí o sí en un vulgar infierno contra la propia identidad.



Y contemplar cada espejo sin esperar nada de mí.

22 jul. 2013

Psicoanálisis

Asuma ud. que está enfermo. Esto es: véase como un enfermo, camine como un enfermo, actúe como un enfermo. Solo entonces podrá medicarse correctamente por el bien de la sociedad. Sea listo. No se rebele. No se le ocurra decir que tiene las mismas capacidades del resto. Ud. es un poco inferior. Pero no se preocupe: solo un poco.

Y haga feliz a su psiquiatra. Y a sus amigos. Y a sus enemigos también. Solo cuando vean que se autocompadece hasta la náusea, se darán cuenta de que por fin se está curando. Porque ud. tiene que curarse. Llegará el día en que todos los enfermos bailen y se desnuden como personas corrientes. ¿Que por qué? Porque sí. Porque nos importa su felicidad. Nos importa muchísimo. Demasiado, dirá ud., que no sabe absolutamente nada de la vida, que solo se dedica a vaguear y mirarse el ombligo, y que a veces cree vivir en el mejor de los mundos posibles.

Asuma ya su enfermedad honradamente. Desde este mismo segundo, para siempre; que nadie diga nunca: otra vez será mejor de lo que era.


20 jul. 2013

Lección vital

¿La gente inaguantable? Pues eso: divertidísima. Ahora bien, ¿a la larga? Inaguantables, sí. No hay quien los soporte.

Madurez

Merezcas lo que merezcas, primero te destrozaremos. Cuando nada quede, solo un pobre desgraciado, te lo concederemos. Por lástima. Sí, será por lástima.

17 jul. 2013

Antiguas vocaciones

Sí, escribí un libro. De poemas. Quería ser pobre. Y también yo mismo.

Autocomplacencia esotérica

Y Diego, desde algún punto de la galaxia, practica el automatismo.

Principios para la novela que en verdad debería escribir (y que nunca escribiré)

Hiciera lo que hiciera, nunca sucedía nada. Los únicos acontecimientos importantes eran las recaídas, las muertes, los atracos.


***



Sí, me volví autosuficiente. Fue el menor de los males.



***


Siempre tuvo tendencia a la profundidad. Todos le trataban como a un hombre enfermo.

16 jul. 2013

Miedo

Solo cuando no tengamos qué temer los unos de los otros, seremos libres de pensar con el corazón y sólo con el corazón.

Competitividad

No hay grandes amantes, solo profundas complicidades.

Del arrpentimiento

Pero en el más allá, el perdón no era concedido por dioses ni por jueces omniscientes. Allí uno se reencontraba con todo al que había dañado en vida. Y mirándose abiertamente a los ojos, el fuerte y el agraviado comprendían hasta qué punto la vida había envilecido al culpable y hasta dónde el ser interior de este había poseído siempre un instinto propio para la crueldad.

15 jul. 2013

Por qué soy pesimista

En estos tiempos, entristecerse de cuando en cuando es casi un deber moral. Nada es justo. Los que aún quieran presumir de su nobleza espiritual, deberán, si todo les parece bien, forzarse a ello cada cierto tiempo.

14 jul. 2013

Psique vs. Sofía

Si la filosofía en verdad fuera, como afirmaron Borges y otros tantos, un género pseudoliterario peligrosamente próximo a la fantasía racional; ubicándonos en el terreno de ciertos sabios célebres, acaso llegaríamos a un infinito análisis consciente sobre las bases de una psicósis colectiva atemporal y casi que inherente al género occidental.

Más allá

Entregarse y dejarse llevar solían ser exactamente lo mismo.