30 nov. 2012

Good friends we lost...

Tanto maravillarse con las drogas, y lo único que consigue el que las consume es olvidar su alma en cualquier retrete sórdido.

28 nov. 2012

Espejos


Alguien me devolvió entonces
una fotografía en blanco y negro,
mi adolescencia en primer plano, 

enigmática sonrisa, lentes protectoras.

Fuiste un joven hermoso,

dijo tras enseñármela.
Hermoso como ninguno.

Jamás recordaré, no sé

qué hice con aquella imagen.

26 nov. 2012

Punto cero

Una vez recuperada mi humanidad, la cordura o lo que sea que iguale mi conducta a la del resto, creo que por fin puedo decir aquello de "he recobrado la estabilidad". La única pega que le veo a esta gran noticia es el vacío inherente a ese mismo estadio de normalidad, el cual no me asombra ni me desgarra. De hecho, se podría decir que se manfiesta solo como expresión de un aburrimiento absoluto.

Pero en fin, supongamos que la vida es eso.

19 nov. 2012

18 nov. 2012

Sobre el don político

El necio dice la verdad solo para destacar. Así, cualquiera que le replique de igual modo, se convertirá inmediatamente en su enemigo.


15 nov. 2012

¿Touché?

También es cierto que a muchos locos hay que darles la razón porque no soportan que les lleven la contraria.




Decidir quien tiene la razón en un conflicto personal, suele ser tan sumamente complicado, que la única opción veraz, la única vía que entonces nos separará de la locura, por lo general pasará por claudicar con triste fingimiento ante la obcecación de los que han apostado su amor propio sobre el triunfo de su intelecto, aun cuando este rara vez pueda maniobrar correctamente entre aquellas nieblas del corazón.

 

11 nov. 2012

Sobre el humor

Me reiré de mi mismo en la misma medida en que ud. me conceda la libertad de hacerlo por voluntad propia.





Pero también es obvio que la risa debería igualarnos siempre.




A diferencia de usted, señorita, defiendo mi propia forma de ver el mundo. Jamás intentaría, ni por asomo, que la generalidad pensara o actuase de la misma manera.

 



 

6 nov. 2012

Irresponsable

La tarde, sin embargo, se abre paso.

A diario cruza ante nosotros, 
que ya solo ignoramos.

Encallados en la luz de marzo,
domamos lentamente la paciencia,
muchas veces excesiva,
del que alumbra su razón en la jornada.

Sabemos que cualquier oficio es raudo.

Dime, pues, qué importancia daremos 
a la necesidad de comportarnos
como auténticos salvajes, 
mestizos implacables
huidos de la inercia del sistema.

Así vendamos nuestros días,
y gastemos lo invertido en algo...

Que el sueño de ser alguien mientras tanto,
al tiempo nos empuje y nos retraiga
hacia el feliz entendimiento
de no haber sido necesarios.