29 jun. 2012

Soberanía del yo

Entre ser limpiamente guíado hacia la felicidad y avanzar tropezando por mi propio pie entre escarpadas colinas, elegiré siempre lo segundo. Pues la plenitud solo es posible cuando preferimos actuar según nuestro propio criterio.

***

Aunque las más de las veces me equivoque al hacer lo que quiero, en tales errores, precisamente por ser solamente míos, he hallado seguridad, consuelo y la certeza de que los designios del corazón, por oscuros que estos sean, se hallan siempre más allá del bien y del mal.
 
***
 
Y observar con horror que el único camino que conocen los guías, conduce lentamente hacia la perdición.

26 jun. 2012

Maquiavélico

Pero me hace feliz enumerar mis virtudes. Y hasta inventarme alguna.

In god we trust

Cicatrices



Tiempo. Días, parques, gestos.
Playas, cuerpos, páginas ardiendo.
Hacen falta mil atardeceres
para recobrar el alma sonriendo.

Pensamiento, ten paciencia.
Solo eso.

Si a mis restos dieron la semilla,
por tu mano rodará el buen fruto
que hallaremos insistiendo.








24 jun. 2012

Consecuencia

Antes de acusar al mal poeta 
de hacer negocio en la catástrofe,
debí de analizar conscientemente
la exigencia de salvarme
siguiendo los consejos de un don nadie.

Supongamos por ahora,
aunque sea íntimamente,
que así busqué la redención
(lector, ¿por qué ignoras cuanto sabes?),
en palabras que aún debían soportar
la misma indiferencia
que alimenta al genio y al cobarde.

(Ya sé que no es tan fácil:
si tú tampoco crees merecer tu parte,
el debate, la promesa ilimitada del poema,
quedará en tablas mientras tanto).









23 jun. 2012

Sobre la racionalización del dolor


La única sabiduría que nace del dolor, recibe el nombre de piedad, y es anterior a Cristo, Mahoma, Sócrates o Buda. Estaba aquí antes de que la civilización se nos fuera de las manos. Y puede que sea lo único que quede cuando el fuego de la inteligencia consuma hasta el último vestigio de inocencia.

17 jun. 2012

La clave

Me encantaría que alguien me explicara en qué momento de mi vida empecé a interpretrar el daño que otros me infligían, como parte fundamental del afecto que supuestamente sentían por mí.

16 jun. 2012

Pesadilla sobre la intimidad

No cuentes conmigo si aún esperas que guarde tu secreto. Esa responsabilidad podría costarme largas noches de insomnio y horribles ratos defendiendo el hermético silencio que algún desconocido podría llegar a descifrar.

15 jun. 2012

14 jun. 2012

Cursilería

¿Pero quíen inculcó la tragedia romántica,
esa opción cursi, febril e incorrecta;
entre los astutos actores
que llorábamos solo
cuando el muerto era joven y claro?

¿Qué ángel lluvioso y sin tierra?
¿Qué amante sin ego,
sin origen, sin fuerzas?

Que nadie sienta ya tanto.
Quede solo en las entrañas
el licor que endurezca las sombras
de esa ingenua carencia.

10 jun. 2012

Juicio sobre los que partieron

No conozco mejor truco de magia que el de idealizar a los que llegaron a esa noche sin caminos. De ese modo, el sufrimiento inherente a cualquier pérdida, contendrá en sí mismo un delicado matiz estético.

Sobre el verbo fracasar

Esta noche, ante el ordenador, llama mi atención el no haber conocido a nadie que haya tenido éxito en la vida. A nadie que haya acabado trabajando en algo que representara la verdadera vocación de su temperamento. Con esa cualidad y que, además, conociera en algún momento de su vida un amor más o menos duradero, no solo no conozco a nadie, sino que ni siquiera creo que exista. Bueno, miento: conozco a dos que lograron cumplir con el fantasma de la niñez. Uno de ellos no me parece una buena persona. Ni me lo parece ni lo es. El otro triplica el tesón de este que está aquí, pero tengo que añadir con todo el cariño del mundo, que suele darme la impresión de que siempre le ha faltado algo.


Antes de pensar en todo esto, salí a beber algo, miré a mi alrededor en el lugar de siempre, ¿y qué sentí? La cercanía de todos los que habían fracasado en su sueño de juventud. Así que nada cuesta reconocerlo: ahora yo también soy uno más. 

He decidido abandonar a falta de una semana para cerrar el curso.

Habrá a quien esto le parezca una historia horrible, pero lo que acabo de decir no implica necesariamente portar una fatigosa carga.

Más bien todo lo contrario.


La sal de la existencia

Hoy la expresión "si tú lo ves así", me sugiere algunas argumentaciones curiosas. A saber. Que la persona que lanza ese argumento al aire en verdad no está en mi cabeza, con lo que todo conocimiento que tenga sobre mí, será siempre superficial en comparación al mío. También cabe afirmar en base a esto, que mi forma de ver el mundo me la he construido yo solito. Lo cual quiere decir que todos los problemas que tenga conmigo mismo, yo mismo los he puesto ahí por algún motivo. Y no solo eso, sino que, además, por ridículo que resulte el afirmar que soy el único que hace y deshace en mi cabeza, fuera de esa concepción nada tiene sentido. 

Y aun suponiendo que dentro la cotidianidad algo pudiera escapar al pulso de esa especie de serpiente que se muerde la cola, esa suerte de imprevisto también sería cosa mía, aun cuando este pudiera llegar a causarme un sufrimiento absurdo e insoportable.



9 jun. 2012

Ética artística

Solo necesito una forma de expresar mi frustración que no llegue a dañar al resto.

Paint it black

Pero positivismo y felicidad no son la misma cosa. No existe la sonrisa constante. Cuanto más inmediata sea la expresión del dolor, la rabia o la angustia, mayor distancia hallaremos frente a la enfermedad.

8 jun. 2012

Y casi juraría que...

No sé si es buen consejo, pero casi juraría que a mí me funciona. Si alguno está aquejado de perfeccionismo patológico, que pruebe a meter la pata de cualquier manera cuando no pueda más. A mí me funciona. Y casi juraría que la gente que me aprecia, ha llegado a sospechar algo de esto en el último año. Si alguno no se ha dado cuenta, sirva este medio para hacérselo notar. Y que conste que lo digo con una gran sonrisa, aunque algunas partes del proceso no hayan sido para tomárselas a broma, ni muchísimo menos.

Recomenzando

Y para el género humano, mi absoluto desprecio.

5 jun. 2012

Final del Juego

Pero lo cierto es que hay muchas mujeres que han disfrutado humillándome. A todas les reservo una lástima humilde y un rencor insoportable.

4 jun. 2012

Buenos deseos

¿Y qué culpa tendrás tú, lejana ya,
de la noche que extravía
su razón por las venas del extraño?

Cualquier traición es leve
si aprendemos lealtad
primero hacia nosotros mismos.

¿De qué manera, pues,
hacerte responsable de mi infierno?

¿Quién podía acompañar
a este errante ciego
en su negro viaje hacia sí mismo?










Un paso hacia el orden

Otro problema localizado. Exceso de cafeína y consecuente sobreexcitación de la psique. Por lo demás, parece que estoy bien. Si me queréis, no me déis nunca más de beber esa bebida asquerosa.

3 jun. 2012

Extraños para todo


Estoy seguro de que si me conociera a mí mismo, me aceptaría encantado. Pero parece que la única manera de salir de dicha diatriba, es empezar a construir la casa por el tejado. Y a eso también pongo una objeción: si, después de aceptarme, de una vez por todas me encuentro conmigo mismo, y al final resulta que no me gusto, la culpa que la cargue otro.


Porque me quiero a mí. Porque me quiero.

Propongo declarar un día del orgullo. No del orgullo gay, ni del heterosexual. Solo del orgullo a secas. A quien no le interese ni lo más mínimo, puede irse literalmente a la mierda.

Honesto hasta el ridículo

"Ser feliz por las mañanas"
Keruack



Pero casi juraría que cuando sale el sol vuelvo a ser una persona normal.

Pequeño homenaje al ombligo del mundo


No conozco a nadie que no prefiera, antes de atreverse a reconocer que algo falla en su vida, influir de manera pésima en los que le rodean.

2 jun. 2012

Touché

Mi profesora de pintura dice que cuando el cansancio llega después de un rato de trabajo, puede suceder que los materiales parezcan actuar en contra nuestra. Y sé que es horrible preguntárselo, pero: ¿de qué podría estar cansado uno cuando el cuerpo, las banquetas, la sonrisa de los niños o los perros de la calle, parecen rebelarse ante nuestra intranquila presencia?

Introversión

Propongo pintar el mundo una y otra vez de negro. Negro, el cuerpo concebido. La tensión de tu cabello, bruna. Negra esa mirada limpia con la que nunca me viste. Seamos otra vez camaleones camuflados por la roca más oscura. O por qué no mirlos, hormigas o cualquier animal impuro que no pueda enloquecer por su reflejo.


1 jun. 2012

Las razones del otro

Para evitar sentirse una carga, culpó a cuantos le rodeaban del clima, el desamor y los accidentes de tráfico. Dos cosas sacó en claro: que acusar a los demás de un problema propio es algo muy serio y que para dejar de sentirse una carga nada mejor que dejar de serlo.

Desde entonces pasa sus noches conversando con el fantasma que intentó ser para poner remedio.