29 abr. 2012

Luz al final del túnel

Al final, tenían razón mi madre, los buenos psicólogos y mis verdaderos amigos. Detrás del tipo que ya solo quería estar a la altura de los que tanto frecuentan los paraísos artificiales, había un hombre bueno.

28 abr. 2012

La biblia en verso

¿Sabían que los enfermos de esquizofrenia llegan a mantener, durante ciertas fases de la enfermedad, una relación tan compleja con el lenguaje, que llegan a percibir el símbolo que define un determinado objeto con lo simbolizado? Esto es: que en no pocas ocasiones, los que padecemos de esto, podemos confundir el verdadero amor o la manivela -física- de la puerta, con los mismos términos que se usan para referirnos a dichos "objetos".

Supongo que a la mayoría les resbalará todo esto. Pero en mi caso quiere decir algo que llevo sospechando desde la última recaída. Posiblemente, el llegar a curarme del todo de mi enfermedad (suponiendo que tal cosa aún sea posible), implicaría también el normalizar la relación, tan intensa, que mantengo desde hace más de diez años con la palabra.

Se admiten votos a favor o en contra... Aunque un servidor ya sabe cuál es el camino a seguir.

(Por cierto, a este tipo de concepción del lenguaje, cierto filósofo de cuyo nombre no puedo acordarme, la llamó lenguaje "edénico", ya que, según el ilustre, debía ser el que las primeras criaturas biblícias, Adán y Eva, hablaron en el paraíso).

25 abr. 2012

A un amigo en la tarde

Carlos, dudé también de ti,
jamás creí que fueras
el héroe juvenil que encara a su manera
la víspera que anuncian mis poemas.

Tal vez debimos despedirnos

en aquel café siniestro,
en lugar de hablar de libros o proyectos
carentes de importancia verdadera.

Jamás lo dije,

pero al verte allí sentado,
hablando del mañana y sus banderas,
traté de hacerte ver que aquel momento
sonaba en mi conciencia a despedida.

Pero tú hablabas sin parar

de libros o experiencias pasajeras,
de proyectos tan cruciales como el tiempo
que parece provenir de lo que vemos.

Con tu ruido evitaste que leyera

la inercia misma del silencio
que guardamos por respeto o impotencia.

Diría Pessoa

que de ese modo rechazamos a la muerte
con todo lo que es nuestro.
Después dijimos "hasta luego",
y yo tuve la impresión certera
de no haber sido lo suficientemente fuerte.

21 abr. 2012

Otra de ilusiones

Cada vez soy más consciente de que la totalidad de mi obra, y casi juraría que la de cualquier artista, solo tiene sentido dentro de un determinado terreno: el de la ilusión. A falta de este prisma, ni uno solo de mis cuadros transmite la fuerza que busco en mi interior, ningún poema mío recae sobre el efecto del consuelo y ni una sola de las melodías que me da por improvisar con la guitarra tiene el calor necesario, la luz que haría vibrar el mundo a cualquier hora del día o de la noche.

Joven tenazmente soltero habla de sus compañías



No me avergüenza reconocerlo, pero tampoco es como para sentirse orgulloso. Casi juraría que Lía, la inquilina felina que convive con nosotros desde hace más de diez años, sabe más de ilusiones que un servidor.

No son pocas las noches en las que me apoltrono ante este mismo ordenador a escribir sobre mis derrotas o a escuchar esa desesperante música melancólica, y puedo asegurar que siempre se me acerca de puntillas con su mirada huérfana, siempre para compadecer con su maullido solidario a este ente nocturno que ya no sabe qué hacer con su vida.

Es triste, sí. Pero hasta hoy no me había dado cuenta de lo familiar que se ha hecho en mi pequeño mundo la desilusión, esa forma tan inconveniente de sabiduría
.

18 abr. 2012

Una de marcianos

¿Problemas con el catolicismo? ¿Padece ud. de represión crónica, desdoblamiento de la personalidad o del famoso síndrome ne-ce-si-to-con-fe-sar-me-ur-gen-te-men-te?

¡Beba LOQUESEA!

...y después encomiéndese a un psicólogo.

14 abr. 2012

Eureka

Salió a pasear por ella el fúnebre cortejo de la rabia contenida desde siempre. Ay, amigos, tanto dolor había por en medio, que finalmente hubo de alejarse sin saber cómo consolarme. Aún quiero pensar que aquel ángel en verdad sabía que su sola presencia negaba en mí toda impotencia, al punto de liberar el horror mismo del que ha visto derrumbarse el mundo una y otra vez ante sus ojos sin mostrar afectación alguna.

Pero así es. El amor también consiste en volver a abrir las puertas del hogar que nosotros mismos clausuramos en silencio.

7 abr. 2012

Paréntesis


Grande y vulnerable.
Pequeña, protectora.
Tienen raíz de experiencia,
de niñez soñadora.

3 abr. 2012

Retrato imaginario



Soporte: Papel de acuarela, Din A4
Técnica mixta: tinta de dibujo, rotuladores, lápices de color

2 abr. 2012

Último ideal

El final perfecto consistiría en despedirnos un día definitivamente como si esa huída irrevocable careciera de importancia. Como si todo lo que había por hacer, hubiera sido ya llevado a cabo.