30 jul. 2012

Sobre la inevitabilidad de revelar nuestros secretos

El precio de cualquier intimidad son los pequeños desastres que suele conllevar la afluencia irremediable de terceros.

No hay comentarios: