27 jul. 2012

Provocación y ruido

"No hay mayor acto de soberbia que el de reconocer la propia humlidad"
Wilde

 
El verdadero arte de la provocación consiste en extraer de nuestro interlocutor la airada confesión de una actitud injusta de la que él mismo está siendo partícipe. Lo demás son ganas de sacar de quicio mediante la sobreentendida mascarada del "jódete. Este es mi verdadero yo".

No hay comentarios: