26 jul. 2012

Primera luna



Porque eclipsa la razón de quien la mira,
temo la común belleza de la luna.

Su visión hace hermoso el arrebato,
y como arte verdadero nos revela
cualquier modo soñar lo inverosímil.

No tiene edad su forma,
ni hay explicación que pueda delatar
la misión que asigna su esplendor absorto.

Mirarla es negarse a ser testigo
de toda la miseria que arrastran estos días.
 



No hay comentarios: