20 jul. 2012

¿Estable?

Y de buenas a primeras, decir la verdad como aferrado a un clavo ardiendo, dejó de merecer la pena.

No hay comentarios: