8 ene. 2011

Sonreíste dos veces de la misma manera

La primera, resistí aquel vértigo
como si desconociera el camino.

Ojalá hubiera aprendido
a jugar con la brisa y el eco...

Dediqué esos años cruciales
al adolescente huidizo,
apegado a su sombra
y a los callejones sin luna.

Solo al sonreír otra vez
como si recordaras el juego,
encontré en ti el lugar que debía.

6 ene. 2011

Crónica de un instante cualquiera

Al observar el dudoso tránsito
de las once y media,
algo añade tensión a la escena.

La mujer que sueña a mi lado
sugiere que pensó en mí,
sin saber por qué, la otra tarde,
en cierta cafetería
inimaginable.

No estoy preparado para comprenderla,
e interrumpo su anécdota
con alguna observación delirante.

La mañana tiembla
próxima a desvanecerse
gracias a ese detalle.
Callamos. Tal vez se haga tarde...

Pero no,
la mujer rasga aquel velo
con su atónita risa,
y yo vuelvo a ser alguien.

Ahora sospecho qué quería decirme.
Algo importante.

4 ene. 2011

Oficio amatorio

No la finge,
pero al atardecer se esfuerza
en durar la luz y el blanco cuerpo.

Luna que retorna,
la felicidad que inventa
ya es irrepetible.

Bendición

Todo urge de tan cierto
cuando dos desconocidos
desenredan la maraña de la dicha.

Bienaventurados ellos,
que aún valoran los segundos
y todavía alteran
las leyes del absurdo cotidiano.

3 ene. 2011

Perseverancia

Tú me distancias del tedio
cuando el mediodía anega
la visión del que piensa en exceso.

Te nombraría mil veces por ello.
Y otras mil ante el hambre,
la religión o la duda.

Aun cuando nada escuchases,
volvería a nombrarte de nuevo,
alzaría otro sol más perfecto.

Rezaría ante esa deidad contenida
bajo mis párpados ciegos.