30 jul. 2006

Como péndulo que determine su rabia crecerá la simiente ávida de la multitud…
Del fuego al fuego la oscuridad te llama; el viento cruel riza la mano abierta y abandona tu corazón llorando. Luna sobre la hierba alzada; canto. Noche y noche anuncian remedio. Alba y sangre. Sueño…
Tiempo de discernir la verdad temblando.

En un callejón cualquiera la miseria espera y el hombre oculta, vergonzosamente, su común espanto de flores y banderas. Ángel sin nombre, raíz de la fuerza, toro que amansa el grito de una cadena…
Poblad la tierra ahora de fugaces estrellas.
Dadle al hombre su rabia, verted el vino sobre la mesa desierta.

Remontad el río lavando la sangre de mitos violentos.





21 jul. 2006








Me abriré paso entre episodios frenéticos
contenidos a vida o muerte
bajo una máscara pensativa.
Abandonadme otra vez a la intemperie;
el buen ángel me arrancará el rostro
que todos contemplaron desde la sospecha.
Aún así me abriré paso, lentamente,
por los pasillos de un sórdido laberinto
en que el buen ángel cercenará mi lengua.
Pues la muerte que me reserva
necesitará de un buen creyente
que no mienta.
El buen ángel crucificará mi cuerpo
solemnemente, como un buen ángel.
Todo para comprender
que si tuviera un alma
no necesitaría máscaras,
ni lengua, ni tan siquiera un cuerpo.
Si tuviera un alma la llevaría siempre muy dentro
para que el buen ángel no pudiera jamás probarla.

18 jul. 2006







Búscate en la luz erosionada del recuerdo,
en las nostalgias ahítas de lluvia y viento.
Que la neblina de tus días de prófugo
en aras de la necesidad
no prevalecerá del todo…
Que las nostalgias encalladas en tu orilla
no podrán urdir males como de costumbre,
ni llegarán a enfurecerte
sus muros de sombra débil…
sus ecos de triste rabia.

Búscate en todo lo que muriese al cabo
de un vertiginoso segundo
tras el que quisiste renunciar al presente.
En su faz candorosa te hallarás siempre.
En la honda gratitud de este minuto.

16 jul. 2006







Y si cantas, desnudando suavemente las mareas
hasta enderezar las caprichosas fuerzas del silencio,
hazlo por cada vez que esa noche poderosa
depositó en ti el amor de una mirada.
Así hasta que tu canto, sangre sobre la nieve,
tierra virgen en la sombra de la alborada,
inunde el fiel abrigo con sus rosas
encendiendo las antorchas de la distancia.

Y si cantas, que tu canto sea inapropiado,
que no confundan tu voz con la de un pájaro.
Porque todo lo que al hombre revela
está fuera de la hora precisa
para la que el hombre sueña sin testigos.

Y si cantas, que la muerte no iguale tus cadenas,
pues muerte y vida se asemejan
cuando el hombre está cautivo
por su condición de cantor desnudo.

Y si cantas…

15 jul. 2006



Terminado. Le he puesto de título "la mentira", ya que se trata, según mi intención, de una metáfora que vendría a estar representada en el puñal y la máscara del inquietante individuo que aparece en primer plano. ¿Se acerca para acabar con la vida de la joven? No. Se acerca para traicionarla, para prometerle algo que no podrá cumplir sabiendo de antemano que sus palabras se las llevará el viento. La elección del escenario surgió en mitad del proceso creativo, con lo que no he podido todavía "comprender" porque ambos personajes están ubicados en este lugar. Tal vez una playa vacía sea un lugar que nos invite a la intimidad y que al mismo tiempo, dicha intimidad quede vulnerada por el espacio abierto, inmenso, de un mar que no podemos abarcar sin perdernos en su magnitud azul...

He tenido que encuadrar así la foto, recortando los bordes para conseguir algo más de definición en las figuras. En directo el cuadro es más grande, pudiéndose apreciar detalles de la orilla que aparecían en la foto anterior, cuando la obra aún estaba por terminar.

6 jul. 2006



Parece que ya está acabado. La foto sigue siendo horrible, creo que es todavía peor que la anterior. Se ve muy difuminado y lo colores han adquirido un extrañísimo tono grisáceo. En definitiva: si hay alguien interesado que pase por mi casa a verlo. Seguramente le gustará más en vivo que en esta especie de reproducción barata del siglo XII. Y que conste que a mi el cuadro me gusta mucho, y que me cago en la concha del pato que parió a los diseñadores de cámaras digitales para móviles.

Un afectuoso saludo del que subscribe.

5 jul. 2006



Es una mala foto y aún no sé si está del todo terminado. De cualquier modo, aquí lo tienen; aunténtico guitarrista callejero, que a través de su música hace vibrar a una ciudad entera desde un oscuro callejón. Creo haberme puesto un poco en línea de los pintores modernos que retratan a ciertos músicos de un modo un tanto elástico, casi como si el entorno de estos personajes fluyera con cada nota que exhalan desde dentro. En este caso lo más probable es que el resultado sea algo más humilde, pudiendo no alcanzar el virtuisismo técnico de pintores con más "tradición" en este género. Aún así he disfrutado mucho pintándolo, y el resultado no me desagrada en absoluto. Y ahí queda eso...

4 jul. 2006

Adjunto link de un par de mis blogs favoritos... Gracias a AfterBreakfast esta pág. tiene un poco más calidad; sus fotos apuntan buenas maneras, ya lo comprobaréis. Y gracias también al lobo bueno. Me animo él a empezar con esta historia del blog, que si se fijan un poco en los comentarios de Mayo, parece que está gustando en el extranjero.

www.napidiloop.blogspot.com
www.afterbreakfast.blogspot.com

Decidme; atesoráis el instante, vosotros…
contenéis la noche en cavidades terrenas.
Manchados. Sombra y sombra, sangre;
en las manos que palparon el prodigio
se adivina otra ciencia probable.

Decidme qué sucede ahora,
su tenaz invierno se alimenta
de gélidas estrellas y pesares.
Vosotros permaneceréis aquí, ahora,
vuestro fuego sustentado por ansias de amapola,
trascendiendo el cauce de la llama
sin que aflore la plenitud del llanto.

Siempre es vuestra hora,
este es vuestro viaje:
la vida os reporta
algo más que el calor de la sangre.

¿Qué sucede ahora que no sucedió antes?
Decidme.